Dejan en libertad a niña con parálisis cerebral en Texas

Compartir

La Patrulla Fronteriza envió a varias de sus unidades para escoltar a la niña de 10 años al hospital y vigilarla hasta que ella fuera dada de alta, con el fin de deportarla.

La Unión Americana de Libertades Civiles ha confirmado la liberación por parte del Gobierno de Los Estados Unidos de una ambulancia que trasladaba a una niña mexicana con parálisis cerebral y que permaneció diez días retenida en un control de carreteras, pese a que se dirigía a un hospital de Texas, donde la pequeña iba a ser sometida a una operación.

"Se suponía que Rosa María tenía que ver a su médico el sábado pasado pero como está detenida no pudo ir", reveló a la agencia EFE Edgar Saldívar, abogado principal de ACLU en Texas.

El gobierno federal estadounidense dejó en libertad a una niña de 10 años con parálisis cerebral que fue detenida por agentes fronterizos después de una cirugía debido a que está sin permiso en el país. "Ningún niño debería pasar por este trauma y estamos trabajando para asegurarnos de que no vuelva a ocurrir", aseveró. En su camino al centro médico los agentes le solicitaron documentación y tras verificar que es indocumentada, le indicaron que tras la intervención médica debía ser enviada a México, tal como notificó la CBP al Consulado de México en esa localidad texana fronteriza.

Rosa María llegó a Estados Unidos a los tres meses de edad tras cruzar la frontera ilegalmente por Nuevo Laredo con sus padres.

Saldívar dijo que a pesar de que el caso de Rosa María es "extremo", no se trata de algo "único", ya que su organización ha recibido numerosas denuncias de personas indocumentadas en situaciones similares. "Continuaremos enfrentando al gobierno para que detenga este tipo de conducta desalmada e ilegal" declaró Andre Segura, director legal de la ACLU de Texas.

Compartir