La reforma tributaria apunta a combatir la inequidad y la desigualdad

Compartir

Según se informó en una conferencia de prensa, el proyecto será enviado dentro de dos semanas al Congreso de la Nación.

"El impuesto a la renta corporativa que es del 35% es muchísimo más elevado al que rige en la región y el mundo".

Además, habrá una devolución anticipada de los saldos a favor del IVA para las empresas que hagan inversiones y no hayan recuperado esos montos en seis meses.

"Otro problema es el excesivo peso de impuestos al trabajo", comentó Dujovne, y dijo que "las contribuciones patronales son muy altas".

Así, el gravamen a los débitos y créditos bancarios, se podrá deducir del Impuesto a las Ganancia de manera creciente para alcanzar a su totalidad dentro de cuatro años.

"Se trabajará con las provincias en la eliminación de ingresos brutos, sellos y las aduanas interiores".

¬ Activos financieros: se extiende el impuesto a las ganancias por rentas obtenidas por las personas humanas sobre activos financieros: 15 por ciento para rendimientos provenientes de instrumentos en moneda extranjera o indexados (UVA) y 5 por ciento para rendimientos provenientes de instrumentos de renta fija en pesos. Así es que, whisky, coñac y otras bebidas blancas pasan del 20% a una propuesta gradual que los llevará al 29%; las cervezas del 8 al 17%; los espumantes del 0% al 17% de manera gradual y los vinos y sidras de 0 a 10% también gradualmente.

El impuesto a los cigarrillos será del 70 por ciento.

¬ Internet: se amplía la base del IVA para los servicios digitales prestados por empresas del exterior.

"Si nada cambia en nuestra reforma, el costo total sería de 1,5% del PBI en cinco años, pero pensamos que la reforma genera un incremento del PBI y una baja de la evasión".

Impuesto a la transferencia de inmuebles.

Esta modificación, aseguró Dujovne, reducirá los costos de acceso a la primera vivienda y fomentará la formalización de la actividad inmobiliaria.

El profesor y catedrático de Impuestos de la Universidad ORT, Fabián Birnbaum, manifestó a El País que este cambio "es parecido al que hizo Uruguay en el año 2007, ya que tenía el IRIC (Impuesto a las Rentas de la Industria y el Comercio) que gravaba al 30% y modificóa 25% (de IRAE) más un 7% sobre el 75% remanente". También se eliminaría el impuesto a la transferencia de inmuebles.

- Se eliminará la alícuota para la compra de autos y motos de gama media que pasará así del 10% al 0%.

Compartir