Gobierno mantiene cese al fuego con ELN

Compartir

El ELN admitió que fue responsable del asesinato de Aulio Isarama Forastero, gobernador indígena Catru Dubaza Ancoso en el municipio de Alto Baudó, Chocó.

Juan Camilo Restrepo condenó el asesinato y pidió de inmediato un pronunciamiento de la ONU y de las partes que integran el mecanismo de verificación del cese bilateral al fuego que se había pactado entre el Gobierno y el ELN desde el pasado 1 de octubre.

Durante el trayecto, el indígena "se niega a caminar y se abalanza sobre uno de nuestros guerrilleros, con el trágico desenlace conocido".

El senador Luis Evelis Andrade, quien acompaña la Minga Indígena en Chocó, denunció que uno de los campesinos fue asesinado por el ELN en Alto Tamaná de Nóvita.

"Reiteramos nuestra palabra para plantear la verdad frente a lo ocurrido, reconocer el error cometido y dar la cara para aclarar lo necesario", asevera el Eln.

6- El Frente de Guerra Omar Gómez espera que en la Mesa de Quito se apruebe el escenario de interlocución directa de los sectores populares, sociales y gremios de la región con nuestro Frente de Guerra, para que mutuamente nos escuchemos, hagamos los aportes y aclaremos las inquietudes, contribuyendo así a una visión de Patria desde esta región del país y aportemos en la solución a los problemas.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia reconoció su responsabilidad en la muerte del gobernador indígena Aulio Isarama Forastero, que ocurrió el martes 24 en una zona rural del departamento de Chocó, en la frontera con Panamá, hecho que fue calificado por el gobierno colombiano como un acto "deplorable desde todo punto de vista" y "decepcionante". Así las cosas se deja claro que el Estado continuará actuando en todo el territorio nacional -dice- "para garantizar la seguridad y protección de los derechos de todos los colombianos". "La Mesa de Conversaciones evaluará toda la información objetiva que reciba para que se adopten las decisiones que correspondan frente a la continuidad del cese al fuego", dice un comunicado del alto Comisionado para la Paz.

Compartir