Emilio Azcárraga Jean renunciará a su puesto como CEO de Televisa: WSJ

Compartir

Emilio Azcárraga Jean dijo que la renovación en la cúpula directiva del Grupo Televisa anunciada ayer se cocinó por más de 18 meses y explicó que decidió dejar la dirección en otras manos pues no era ideal que el presidente del Consejo se ocupara de los temas de la operación cotidiana. Ellos deberán buscar la forma de atraer nuevos públicos y sacar a la empresa del bache financiero por el que atraviesa. Se mantendrá como presidente ejecutivo del Consejo, la fundación y el club de futbol América.

Alfonso de Angoitia y Bernardo Gómez, quienes tomarán las riendas del conglomerado en enero en remplazo de Emilio Azcárraga, están analizando cómo y dónde asignar mejor el capital de Televisa, dijo Angoitia el viernes en una conferencia telefónica.

Como parte de las estrategias para sanear las finanzas de la televisora, el año pasado, se tomó la decisión de rescindir los contratos de exclusividad de la mayoría de sus famosos; lo cual fue ocurriendo de manera paulatina, pero constante, y permitió que se terminaran los vetos que estuvieron presentes por décadas y que restringían a los talentos trabajar en proyectos fuera de Televisa.

"Bernardo y Alfonso han mostrado ser ejecutivos con gran compromiso y dedicación".

En tanto que Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia señalaron que se sienten honrados de tener la oportunidad de asumir esta responsabilidad y agradecidos con Emilio Azcárraga y con el Consejo de Administración por la confianza que depositan en ellos.

En el reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) el jueves, la televisora registró una contracción de 3.8 por ciento en los ingresos del trimestre comprendido entre julio y septiembre a 22 mil 832 millones de pesos desde los 23 mil 722 millones previos, debido principalmente a la disminución de ventas en publicidad, que se contrajeron 8.4 por ciento durante el trimestre. El diario The New York Times expone que una de las razones de la salida de Azcárraga de la dirección general de la empresa es que nunca supo adaptarse a los cambios en la televisión ni a los contenidos por los que hoy apuesta la audiencia.

Compartir