De perder la mano al debut profesional — Historia de superación

Compartir

Lambru, que juega como mediocampista, fue atropellado por un camión cuando tenía ocho años.

A sus 18 años de edad, Cosmin Lambru, ha realizado hoy su debut profesional en la Liga de Rumania con una prótesis en su mano izquierda. Sobrevivió, aunque tuvo que sufrir la amputación de su mano izquierda.

Él paseaba por las calles cerca de su casa con sus amigos cuando de pronto un camión perdió el control y lo arrolló.

Luego de formarse en las inferiores del Petrolul Ploiesti y de dejar atrás las complicaciones que le produjo el trágico accidente, Lambru salió adelante y comenzó a tener buenas temporadas en juveniles jugando con un brazo ortopédico. "Me tiré por reflejos bajo el vehículo", recordó Lambru.

"Cuando regresé al futbol, empecé a aprender a cómo caerme, apoyándome solo en un brazo. Con los que estaba me sacaron de allí y me llevaron al hospital", prosiguió.

Tras una larga recuperación y 10 años después, Lambru ha cumplido su sueño de disputar un encuentro como profesional en la Copa de Rumanía y en su país lo festejan como un ejemplo de superación. "No fue sencillo, pero no me quejo ni lo haré nunca", expresó el debutante para la TV rumana.

Compartir