Por primera vez se detecta luz junto a las ondas gravitacionales

Compartir

Las observaciones fueron calificadas como históricas, ya que sugieren que la fuente de emisión es el resultado de una fusión de dos estrellas de neutrones, cuyas secuelas dispersan en el universo elementos pesados como el oro y el platino.

El anuncio, que fue realizado durante la Conferencia Astrofísica de Ondas Gravitacionales que se celebró ayer en la ciudad estadounidense de Baton Rouge (Luisiana), señaló que se trata de la primera vez que los astrónomos han podido observar en el mismo evento ondas gravitacionales y radiación electromagnética (luz).

Las ondas gravitacionales detectadas en agosto fueron emitidas a 130 millones de años luz de distancia, lo más cercano hasta ahora. "Escuchamos este trueno antes, pero esta es la primera vez que hemos podido ver la luz", añadió.

En física una onda gravitatoria es una perturbación del espacio-tiempo producida por un cuerpo masivo acelerado.

En primer lugar, este descubrimiento supone la detección de una quinta onda gravitacional, denominada GW170817 por los especialistas, que el pasado 17 de agosto fue observada gracias a la colaboración del instrumento LIGO, en EE.UU., y el interferómetro Virgo, en Italia.

"Vimos la luz ultravioleta procedente de este evento de ondas gravitacionales en las imágenes de 750 puntos diferentes del cielo tomadas por el satélite Swift de la NASA", explicó Jamie Kennea, profesor de astronomía de la Universidad de Penn State y responsable del equipo de Operaciones Científicas del Centro de Operaciones de la Misión Swift.

"Por lo que sabemos, Charlie es la primera persona que ha visto los fotones ópticos generados por ondas gravitacionales", comentó Foley en declaraciones al diario The Washington Post.

Einstein predijo por primera vez la existencia de ondas gravitacionales hace un siglo, pero la primera prueba experimental de que el espacio mismo puede estirarse y apretarse tomó hasta 2015, cuando los científicos de Ligo detectaron una colisión de agujeros negros.

"Este antiguo reloj de mi abuelo está compuesto por oro que posiblemente fue creado hace miles de millones de años".

"Hay ocasiones excepcionales en las que, quienes nos dedicamos a la ciencia, tenemos la oportunidad de presenciar el principio de una nueva era".

Compartir