Caso Fortunato: dictaron la prisión preventiva a Silva, que continuará presa

Compartir

Julieta Silva (29) seguirá detenida en la cárcel de San Rafael con prisión preventiva por estar imputada en la muerte de su novio, Genaro Fortunato (25), a quien aplastó con el auto la madrugada del 9 de setiembre pasado. El juez de garantías, Pablo Peñasco, resolvió dictar la prisión preventiva y el embargo de $300 mil pesos sobre bienes de la imputada.

De esta manera, toma fuerza la postura de la fiscal que lidera la causa, Andrea Rossi, ya que no se producirá un cambio en la calificación procesal actual del hecho.

Julieta Silva llegando a la sala de la audiencia (Foto: Diario San Rafael).

"Silva se percató de que Fortunato estaba en el piso y de todas formas lo atropelló", recalcó la funcionaria judicial, ante la atenta mirada no sólo de la acusada, sino también de los padres de Genaro, quienes no dejan de exigir justicia.

La fiscal confirmó que Silva tiene astigmatismo, pero consideró que "su campo visual no le impidió verlo". "No se acercó en ningún momento al cuerpo y llamó a la ambulancia porque el cuidacoches se lo exigió", agregó. "Tiene los medios para hacerlo gracias a que tiene parientes en la Patagonia y en San Luis", argumentó la fiscal. Además, resaltó que está probado el vínculo entre la mujer y Genaro. Además, recalcó que el peritaje psiquiátrico recomendó no hacer lugar al reclamo de prisión domiciliaria.

Tras haber encarado la primera parte de la instrucción representada por la defensora oficial, Florencia Garciarena, Silva contrató los servicios de Cazabán, un experimentado abogado sanrafaelino que incursionó en la política durante la gestión del Gobierno de Celso Jaque, fue precandidato a Gobernador del PJ con apoyo del ex Gobernador-respaldado por el actual diputado nacional Alejandro Abraham- aunque luego fue desplazado por Francisco Pérez. En ese sentido, recordó que Silva manejó más de 100 metros un tramo sin iluminación artificial, bajo la lluvia y sin sus anteojos colocados.

Compartir