Estados Unidos no va al Mundial de Rusia

Compartir

El final de la selección de Estados Unidos de América en el Hexagonal de la Concacaf fue como el principio, con una derrota por 2-1 ante Trinidad y Tobago.

La caída en el interés de los espectadores estadounidenses podría tener un grave impacto para Fox Sports, que pagó más de 400 millones de dólares por los derechos nacionales para las transmisiones en inglés de las dos próximas Copas del Mundo.

Estados Unidos entró en su calificación final con una incertidumbre por primera vez desde 1989.

El resultado que sentenció la devacle de Estados Unidos fue el triunfo de Panamá por 2-1 frente a Costa Rica para dar vuelta el tanto inicial de Johan Venegas.

Casi un año después los resultados y la eliminación con el equipo bajo la dirección del veterano Bruce Arena, el hombre que se enfrentó abiertamente a la filosofía de Klinsmann antes que fuese despedido y ocupase su puesto, permiten al entrenador alemán reivindicar su proyecto de buscar talento nuevo fuera de la MLS. Honduras sumó las mismas unidades, Estados Unidos se quedó en los 12 y Trinidad y Tobago cerró la tabla con seis.

Trinidad y Tobado sólo había ganado un juego en toda la eliminatoria del hexagonal.

Contrario al partido anterior contra Panamá, esta vez Arena no logró que su equipo cohesionara el medio campo con su línea delantera, en parte debido a que los trinitarios aplicaron un cerrojo -de a veces hasta tres jugadores- sobre el joven Pulisic, el creativo estadounidense.

Uno de ellos calificó la fecha como "la más surrealista y vergonzosa en la historia del fútbol estadounidense".

Compartir