Trump envía plan de política migratoria al Legislativo estadounidense

Compartir

Finalmente, en la inmigración basada en el mérito, Trump aduce en su propuesta poner límites a los permisos de residencia o "green cards" para cónyuges e hijos menores de edad de aquellos que ya viven en EEUU, así como crear un sistema de puntos para obtener esas tarjetas.

"Estas prioridades son esenciales para mitigar las consecuencias legales y económicas de darles el estatus a los beneficiarios del DACA", dijo el director legislativo de la Casa Blanca, Marc Short, en una llamada con periodistas.

La portavoz de la Casa Blanca, Lindsay Walters dijo que el presidente ha dejado claro que quiere que el Congreso actúe y apruebe una reforma de inmigración responsable en conjunto con cualquier legislación relacionada al DACA. Sin embargo, las prioridades difundidas por la Casa Blanca fueron más allá.

El gobierno de Trump ha emitido una lista de demandas de inmigración de línea dura que incluye financiamiento para un muro a lo largo de la frontera sur y una represión contra menores de América Central como parte de un acuerdo para permitir a jóvenes inmigrantes indocumentados conocidos como Dreamers (Soñadores) permanecer legalmente en el país.

El comité de seguridad nacional de la Cámara de Representantes aprobó apenas la semana pasada una iniciativa de ley que incluye diez mil millones de dólares para el muro en la frontera, así como cinco mil millones de dólares adicionales para la contratación de más agentes.

El funcionario agregó: "Estamos pidiendo que estas prioridades sean incluidas en cualquier legislación sobre el estado del DACA, o de otra manera la migración ilegal y la migración en cadena probablemente aumentarán".

La política inmigración llega un mes después de que el Departamento de Justicia asegurara que se detendrá el programa de Acción Diferida para la Llegada de Niños promulgado durante el gobierno del ex presidente Barack Obama, y dejará una ventana de seis meses para que el Congreso pase una reforma integral de inmigración.

Dicha lista detonó un choque entre los líderes del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes y en el Senado, Nancy Pelosi y Charles Schumer, respectivamente, ya que lideran el rechazo de la bancada de su partido a que se vincule el muro fronterizo con México con un alivio migratorio para los dreamers.

"La administración no puede ser seria sobre el compromiso de ayudar a los 'dreamers' con una lista que es un anatema a los 'dreamers', a la comunidad de inmigrantes y a la vasta mayoría de estadounidenses", reaccionaron los dirigentes demócratas en un comunicado.

Pero los demócratas se oponen vehementemente a muchas de las demandas de su lista.

Para la aplicación de la ley, el presidente estadounidense prometió que se hará cargo de las ciudades o estados que han bloqueado los esfuerzos federales para lidiar con los inmigrantes ilegales. "Los inmigrantes son seres humanos, debemos elaborar políticas que les den ese trato", apuntó.

Compartir