Vargas Llosa defendió la unidad española y minimizó a los independentistas

Compartir

Este domingo se llevó a cabo la manifestación por la unidad de España y contra la independencia de Cataluña, convocada por la organización Societat Civil Catalana (SCC), en la que el Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, ofreció el discurso final.

"Todos los pueblos modernos o atrasados viven en su historia momentos en los que la razón es barrida por la pasión nacionalista (...) que puede ser destructiva y feroz cuando la mueven el fanatismo y el racismo", comentó el escritor que se sumó a políticos como el expresidente socialista del Parlamento Europeo Josep Borrell, el presidente del Partido Popular en Cataluña, Xavier García Albiol, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. "Recuperemos la sensatez", a dos días de que el presidente catalán, Carles Puigdemont, comparezca en el Parlamento catalán para debatir sobre el referéndum ilegal del 1 de Octubre y la declaración de independencia. "Estamos aquí para parar los estragos del independentismo (...) y por eso hoy miles de catalanes han salido a la calle, son demócratas que no creen que sean traidores, catalanes que no consideran al adversario un enemigo, que creen en la democracia, en la libertad, en el estado de derecho, en la constitución", ha dicho el premio Nobel de literatura. Vargas Llosa, quien también posee ciudadanía española, resaltó: "queremos que Cataluña vuelva a ser la capital cultural de España como era cuando yo vine a vivir aquí".

"Hay muchos catalanes que no quieren el golpe de Estado del Govern", fue una de las primeras palabras de Vargas Llosa mientras el escritor acompañaba el recorrido de la manifestación.

"La democracia española está aquí para quedarse y ninguna conjura independentista la destruirá", sentenció Vargas Llosa, quien concluyó su discurso afirmando: "Viva la libertad, visca cataluña y viva España".

Compartir