Tribunal Constitucional de España suspende declaración de independencia de Cataluña

Compartir

La suspensión se produce un día después de que los partidos independentistas convocaran el pleno del lunes y pidieran la comparecencia del jefe del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, con el objetivo de analizar la victoria del "sí" a la ruptura con España en el polémico referéndum no autorizado celebrado el domingo.

Se agrava la tensión política por la demanda de independencia de Cataluña.

"Ha decidido aplicar el art. 56.6 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) y suspender la convocatoria del Pleno de la Cámara autonómica, previsto para el día 9 de octubre", dice el comunicado del TC.

Aunque en el único punto del día de la sesión no se menciona específicamente la declaración de independencia, la CUP, grupo independentista radical que apoya a la coalición de Gobierno Junts pel Sí (JxSí) integrada por el centroderecha (PDeCat) y republicanos de izquierda (ERC), aseguró que en el pleno se proclamaría la naciente república catalana.

Los socialistas catalanes del PSC presentaron el recurso de ampara advirtiendo que, de convocar al pleno, se supondría el "ignorar a sabiendas de la suspensión acordada por el Tribunal Constitucional", calificando de una "aniquilación" a la constitución cualquier declaración independentista en Cataluña.

No es menos cierto que el papel del Rey como símbolo de unidad del país y sus instituciones, no le permite constitucionalmente tomar decisiones ejecutivas, poderes que están garantizados para el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, sin embargo, su mensaje es vinculante y goza del apoyo de la mayoría del pueblo.

Las autoridades catalanas y el gobierno central español están en desacuerdo sobre si el resultado de la consulta es legítimo.

García es una de las muchas personas en Cataluña que está en contra de la independencia y que está asistiendo con intranquilidad, y también enojo, a la precipitación de los acontecimientos.

"El presidente del Gobierno español subrayó que el "primer diálogo" que hay que recuperar es en el Parlamento de Cataluña".

Además, la segunda mayor entidad bancaria de Cataluña y quinta de España, Banco Sabadell, decidió trasladar en los próximos días su sede a Alicante, protegiéndose de una eventual salida de la Eurozona de Cataluña.

También Caixabank, el tercer banco español, prevé debatir su traslado fuera de Cataluña.

Compartir