Lousteau expresó su apoyo a Vidal

Compartir

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, junto al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, recorrió el Instituto de Formación Policial Juan Vucetich, y se refirió al caso del líder de la UOCRA, Juan Pablo 'Pata' Medina, y lanzó: "no hay más lugar para la extorsión".

"Los argentinos empezamos a sentir que hay un trabajo hecho entre todos, un Estado que no es más cómplice y una Justicia que avanza de verdad", añadió.

"Hoy muchos bonaerenses y platenses -acá está Carolina Píparo que conoce muy bien lo que pasa en La Plata- seguramente se despertaron más aliviados porque se dieron cuenta que una vez más mostramos que la amenaza, el apriete, la extorsión no es el camino y que no vamos a convivir con eso", afirmó la gobernadora.

El exembajador argentino ante los Estados Unidos manifestó que "es prioritario cambiar la cultura de la violencia y las amenazas porque son la expresión de la Argentina fanática que nos destruye día a día como sociedad" y aseguró que "más allá de la campaña electoral y de las coincidencias o diferencias de propuestas, yo apoyo la lucha de la gobernadora Vidal en contra de las mafias en la provincia de Buenos Aires".

"Esto no empezó ayer, hace tiempo que empezamos con esto, cuando combatimos el delito dentro de las fuerzas de seguridad, cuando entramos a barrios peleando con narco, cuando vemos situaciones como las de La Salada", dijo. "Ya no hay lugar para las mafias", destacó Vidal, durante un acto de entrega de equipamiento para la Policía de esa jurisdicción.

Vidal, que encabezó un acto para presentar el nuevo armamento del grupo Halcón, coincidió con el presidente Mauricio Macri y señaló que su administración nunca validó "los acuerdos que (Medina) imponía con contratistas del Estado".

Por su parte, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseveró que es un "disparate pensar que alguien que fue llamado por la Justicia sea un perseguido político", en referencia a Medina.

Compartir