EU retira 50% de diplomáticos de Cuba por ataques acústicos

Compartir

La Habana, 30 sep (ACN) Numerosas han sido las voces en Estados Unidos que se han pronunciado en las últimas horas contra la decisión del Departamento de Estado norteamericano de reducir la cantidad de diplomáticos en Cuba.

El Departamento de Estado destaca que sigue manteniendo relaciones diplomáticas con Cuba y que continuará trabajando con el país para encontrar a los responsables de este ataque.

Ese personal se ha dejado en la isla para ayudar a los ciudadanos de Estados Unidos en Cuba que tienen problemas urgentes, pero las funciones diplomáticas y consulares más rutinarias probablemente se ralentizarán.

Desde el pasado 17 de octubre, los estadounidense pueden importar ron cubano y habanos a su país, esta fue la restricción simbólica que fue parte del proceso del restablecimiento de relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Cuba.

Cuba negó ser el autor de los ataques, que de acuerdo con Washington ocurrieron en hoteles y han causado daños físicos significativos, incluida ceguera, dolores de cabeza, inestabilidad y problemas cognitivos, entre otros, no sólo a diplomáticos, sino también a turistas.

El gobierno estadounidense advierte a los estadounidenses que no visiten Cuba y retirará a más de la mitad de su personal de la embajada, en respuesta dramática a lo que los altos funcionarios calificaron de "ataques específicos" a diplomáticos.

La decisión fue calificada de "precipitada" por la directora para EU de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, quien aseguró que esto afectará la relación bilateral, mientras que la acción fue aplaudida por algunos dirigentes del exilio cubano en Miami.

Le reiteró que el gobierno cubano no ha perpetrado nunca ni perpetrará ataques de ninguna naturaleza contra diplomáticos. Las agencias de seguridad de ambas naciones han cooperado con mayor frecuencia desde que se descongelaron las relaciones entre Estados Unidos y Cuba en 2015. La referencia parece dirigida a los "ataques sónicos" que habría sufrido personal de la embajada, afectado en su sistema auditivo por agresiones ultrasónicas que habría urdido el régimen castrista.

Los investigadores no han podido determinar quién es responsable o qué está causando estos ataques. Pone como ejemplo similar al llamado Active Denial System (ADS), un arma antidisturbios creada en Estados Unidos, que permite dirigir ondas electromagnéticas hacia determinadas personas, causándoles una sensación de calor insoportable. Esto ha conducido a la hipótesis de que hay un tercero involucrado, no afiliado a Estados Unidos o Cuba, realizado los ataques.

Hace tres días, el canciller cubano Bruno Rodríguez se reunió en Washington con su homólogo estadounidense Rex Tillerson, a quien le planteó que sería lamentable que se politizara el asunto y adoptaran "decisiones apresuradas y sin sustento en evidencias y resultados investigativos concluyentes".

Además de la diáspora cubana en Florida, que aplaudió la decisión, el senador republicano Marco Rubio, una de las voces más feroces contra el castrismo, criticó que la decisión no incluya la expulsión de diplomáticos cubanos de Washington.

Compartir