Un niño tucumano se tragó un silbato

Compartir

De inmediato fue llevado por su madre a la guardia del hospital del Niño Jesús, para recibir atención. "Estaba esperando a un amigo que trabaja allí. Al ver este caso lo grabé para compartir y concientizar a la gente sobre los peligros a los que se exponen los chicos al comparar este tipo de juguetes, que no deberían comercializarse".

En Tucumán, un niño se tragó un silbato.

En las redes sociales los usuarios piden que los padres tomen conciencia sobre las cosas con las que juegan sus menores en casa y en el colegio ya que las consecuencias de ello podrían ser terribles.

Según información de medios locales, el niño se encuentra bien de salud y la situación, que pudo resultar peligrosa por el riesgo de asfixia, quedó en una anécdota graciosa.

La publicación ha sido compartida más de 6 mil veces y la han visto más de siete millones de personas.

Compartir