"Protesta en NFL no tiene que ver con racismo" — Trump

Compartir

En el primer partido de la NFL desde que Trump tocó el tema el viernes en un discurso en Alabama, por lo menos una docena de jugadores de los Baltimore Ravens y Jacksonsville Jaguars pusieron una rodilla en tierra durante la interpretación del himno estadounidense en un partido jugado este domingo en Londres, Inglaterra. "La Liga debería apoyar a Estados Unidos", agregó el mandatario en otro tuit.

La liga de béisbol (MLB) tampoco quedó ajena al conflicto.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió ayer a criticar a los jugadores de la liga de fútbol americano (NFL) que, según él, faltan al respeto a la bandera y al himno nacional en señal de protesta, y abogó por su despido o suspensión.

Varios atletas, incluidos jugadores de la NFL, han estado negándose a ponerse de pie durante la interpretación del himno nacional en protesta por el trato que la policía le da a la gente de raza negra.

Von Miller, el baluarte defensivo de los Broncos de Denver, figuró entre la mayoría de jugadores del equipo que se arrodilló en Buffalo, donde el running back de los Bills LeSean McCoy optó por hacer estiramientos durante el himno.

Los dueños de varios equipos han manifestado el apoyo a sus jugadores para este tipo de protestas, incluso el mismo propietario de los Jacksonville Jaguars, Shad Khan, bajó a la zona del campo para estrechar sus brazos con sus jugadores en forma de protesta.

Algunos propietarios de los equipos también se unieron a las críticas hacia Trump, pese a que muchos de ellos donaron dinero al comité inaugural del presidente Trump.

Por medio de mensajes publicados en Twitter, Donald Trump continuó con el tema sugiriendo el dejar de asistir a los partidos hasta que no se respete a bandera y a su país.

"La asistencia [a los partidos de la] NFL y los índices de audiencia están por los suelos". "Ellos pueden ejercer su libertad de expresión en su tiempo libre", dijo en entrevista al programa This Week de ABC.

Además, recordó cuando, a principios de septiembre, los jugadores de los Cowboys Dallas querían modificar el casco.

El mismo día, la estrella de básquetbol Stephen Curry, el mejor jugador de Golden State Warriors, dijo que no asistiría a una recepción en la Casa Blanca en honor a los campeones de la NBA. Curry había manifestado previamente que no quería hacer la visita. Los directivos de Golden State Warriors manifestaron que aprovecharán su viaje a Washington en febrero para "celebrar la igualdad, la diversidad y la inclusión".

"En su cuenta de Twitter, James, vicepresidente de la Asociación de Jugadores de la NBA, llamó a Trump "holgazán" y le espetó que "¡Ir a la Casa Blanca era un placer hasta que llegó usted!". En tanto, Kansas City venció 24-10 a Los Angeles Rams.

Compartir