Policía española incauta material para realizar referéndum en Cataluña

Compartir

Durante la jornada, 14 funcionarios de la Generalitat (Gobierno catalán) fueron detenidos, indicaron fuentes policiales.

En la madrugada, frente a la sede de la vicepresidencia del gobierno regional sólo quedaban unas 200 personas, después de que una protesta contra un registro de la Guardia Civil logró congregar a miles de personas. Frente a la dependencia de Exteriores del Ejecutivo catalán, manifestantes rodearon y golpearon la carrocería de un vehículo de la Guardia Civil, observó un periodista de AFP.

Según una nota del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), la operación policial tienen su origen en el juzgado de instrucción 13 de Barcelona, en el marco de la investigación que dirige desde el pasado mes de febrero por casos de desobediencia, prevaricación y malversación. "Fuera las fuerzas de ocupación" y "votaremos", se escuchaba en la manifestación.

Ante esta situación, el presidente regional catalán, Carles Puigdemont, hizo un llamado a los ciudadanos de acudir a las urnas para la fecha prevista y también convocó de urgencia a su Gobierno luego de que la Guardia Civil registrara distintos departamentos de su administración.

Otros actores del bloque independentista, incluyendo funcionarios del gobierno autónomo, los partidos, los legisladores con bancas en el Parlamento español, y las organizaciones sociales, condenaron también las acciones judiciales del Estado central.

El gobierno del conservador Mariano Rajoy ha emprendido varias batallas legales para impedir el referendo del 1 de octubre, convocado por la coalición independentista que gobierna Cataluña, en el nordeste de España. "Resistimos pacíficamente. Salimos a defender desde la no violencia nuestras instituciones", escribió en Twitter Jordi Sánchez, presidente de uno de los principales movimientos independentistas de la sociedad catalana, la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC).

En Madrid, defensores del referendo se preparaban para manifestarse en la céntrica Puerta del Sol.

Las operaciones policiales se han intensificado desde el fin de semana, con la incautación de gran cantidad de material electoral, como afiches o propaganda.

Además, los agentes requisaron hoy cerca de diez millones de papeletas preparadas para la votación del 1 de octubre, así como carteles, actas otra documentación sobre la consulta, informó el Ministerio de Interior en un comunicado.

En paralelo, el ministerio de Hacienda congeló las cuentas del Ejecutivo catalán, tras anunciar que se encargaría directamente de pagar sus facturas, reduciendo drásticamente la autonomía financiera de la región. Las sucesivas encuestas revelan que la mayoría de los habitantes de la región están a favor de realizar el referéndum, pero están divididos por igual en cuanto a la independencia.

Compartir