La ONU denuncia un clásico ejemplo "de limpieza étnica" en Birmania

Compartir

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, subrayó que el Gobierno birmano usa una fuerza "claramente desproporcionada" contra los musulmanes Rohingya, y que no se permite a la ONU a acceder a la zona.

El director de Derechos Humanos del organismo criticó el continuo desmedro del gobierno de Nicolás Maduro a las instituciones democráticas y el sucesivo uso de las fuerzas de seguridad contra las manifestaciones del pueblo venezolano.

Derechos de autor de la imagen EPA Image caption Jorge Arreaza, canciller de Venezuela, calificó de agresión las acciones del Alto Comisionado.

Desde Caracas, la presidenta de la Asamblea Constituyente venezolana, Delcy Rodríguez, acusó al Alto Comisionado de alentar una "intervención imperial" en su país.

Zeid pedirá al Consejo medidas para evitar un mayor deterioro de los derechos humanos en ese país, mediante un mecanismo de supervisión, informes regulares o una comisión de investigación. Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes antigubernamentales han dejado 125 muertos, entre abril y julio.

"Dado que Birmania rechazó el acceso de los investigadores (de la ONU) especializados en derechos humanos, no se puede realizar enteramente la evaluación actual, pero la situación parece ser un ejemplo de libro de limpieza étnica", declaró en la apertura de la 36ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Venezuela está inmersa en una grave crisis política desde que a finales de marzo Maduro intentara a través del Tribunal Supremo de Justicia restar y limitar funciones al Parlamento controlado por la oposición.

Por ahora no se espera la presentación de una resolución de condena a Venezuela, ni que se pida la suspensión de ese país como miembro del Consejo, aunque los países tienen hasta el 21 de septiembre para hacerlo si así lo desean.

Nada dijo Arreaza al respecto, e insinuó que la Oficina responde a "las directrices de Estados Unidos", a quien acusó de estar detrás de una "agresión multiforme contra su economía".

Compartir