Se eleva a 61 cifra de víctimas

Compartir

Acompañado por los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; Defensa, Salvador Cienfuegos; Marina, Vidal Soberón, y el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, escuchó los testimonios de los habitantes que fueron afectados, a quienes les aseguró que contarán con todo el apoyo institucional.

"Se trata del mayor sismo en 100 años en el país", dijo el mandatario Enrique Peña Nieto, quien visitó Juchitán, en Oaxaca, una de las jurisdicciones más afectadas por el terremoto, donde los desaparecidos, hombres, mujeres y niños, se cuentan por decenas.

El mandatario informó que la cifra de muertos hasta ese momento era de 61 personas en el estado suroriental de Oaxaca (36 en Juchitlán), 12 en el estado sureño de Chiapas y cuatro en Tabasco.

El funcionario precisó que con el hallazgo del cuerpo de un policía municipal en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, la cifra de víctimas fatales asciende a 37 sólo en ese municipio, el más castigado por el sismo.

Desde que la tierra tembló el número de fallecidos no ha dejado de incrementarse. "En los municipios de San Cristóbal de la Casas, en Villaflores, en Pijijiapan y en Jiquipilas", indicó a Milenio.

El saldo total de fallecidos a raíz de este sismo de magnitud de 8.2 en la escala de Richter, con epicentro frente a las costas de Chiapas, en el sureste de México, se eleva a 32. Por el momento se desconoce si hay víctimas.

El terremoto superó en magnitud al de septiembre de 1985 de 8,1 que sembró la destrucción en Ciudad de México.

Al menos 58 personas murieron en un terremoto de 8,2 grados que sacudió, este viernes, el sur de México.

El presidente pidió no bajar la guardia porque se pueden producir fuertes réplicas, aunque menores.

Compartir