Francisco plantó "el árbol de la paz" en Colombia

Compartir

La elección de la ciudad no era casual, allí, el conflicto armado colombiano escribió algunas de sus páginas más sangrientas.

El presidente Juan Manuel Santos expresó "su santidad Francisco con cuanta ilusión lo hemos esperado, con cuanta alegría le damos la bienvenida, lo hago como presidente de la República y desde el fondo de mi corazón".

El lema de esta visita es "Demos el primer paso" para subrayar la necesidad de reconciliación de un país polarizado tras la firma del acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, ahora convertida en partido político. Pero "de nada vale acabar una guerra, si aún nos vemos los unos a los otros como enemigos", enfatizó antes de reunirse a puerta cerrada con el jefe del Vaticano.

Asimismo, aseguró que la Iglesia católica está comprometida con la paz, la justicia y el bien de todos, debido a que de esa manera se puede aportar al crecimiento del país y a la construcción de una sociedad libre de violencia.

El papa saludó a fieles en el recorrido que lo llevó a la Nunciatura Apostólica
El papa saludó a fieles en el recorrido que lo llevó a la Nunciatura Apostólica

Recalcó además que gracias al proceso de paz, "miles de vidas se han salvado, miles de víctimas se han evitado, pero -añadió-, nos falta dar ese paso renovador, ese primer paso que es el más importante de todos: el paso hacia la reconciliación".

"Necesitamos vencer los odios con la fuerza maravillosa del amor". "!Atrévanse a soñar a lo grande!", dijo, agregando que "también vuestra juventud los hace capaces de algo muy difícil en la vida: perdonar".

Santos destacó que el papa Francisco "viene a alentarnos para persistir en la búsqueda de la paz en una Colombia nueva y distinta" en un momento que el mandatario califió de "único de la historia".

El portal web de Telesur reseña que en una entrevista el diacono colombiano Ludwig Schimdt comento que la cuidad fue una zona emblemática de los grupos insurgentes colombianos y que, a pesar de los acuerdos de paz de La Habana, la región sigue padeciendo problemas sociales y económicos como consecuencia de la falta de políticas de estado. Así fue como junto a siete salvadoreños, entre ellos algunos miembros de su familia, se propusieron viajar a Colombia para participar de todas las actividades que el pontífice hará en el país suramericano.

Compartir