Empresarios se oponen a cambiar la fecha del Día del Padre

Compartir

"Es una buena noticia que el Senado haya aprobado el proyecto para declarar el 24 de agosto como Día del Padre, en honor al nacimiento de (Mercedes Tomasa, más conocida como Mercedita) la hija del Libertador General San Martín?, precisó Cobos".

El Senado de la Nación dio el jueves último media sanción al proyecto de ley que establece el 24 de agosto como fecha oficial para celebrar el Día del Padre, en vez del actual tercer domingo de junio. "El mercado, de por sí, está deprimido en el rubro de indumentaria masculina", indicó un comerciante a Cadena 3 y agregó que las fechas de mayores ventas son el Día del Padre y Navidad: "Moverlo en absoluto nos favorecerá".

La iniciativa partió de Julio Cobos (UCR), aunque también presentaron textos propios -luego unificados- la cristinista Anabel Fernández Sagasti (ambos, de Mendoza) y el gremialista petrolero Guillermo Pereyra (Neuquén). "Queremos cambiar y recuperar la tradición de festejar el Día de Padre en honor al General San Martín".

El senador mendocino aseguró que "a pesar de sus obligaciones y compromisos con la liberación de nuestra América, Don José de San Martin dedico tiempo en la enseñanza de su hija y a la formación de valores".

Hasta 1958 el Día del Padre se celebró el 24 de agosto en todo el país, justamente en honor al General. Como lo ha sido durante décadas y seguramente lo seguirá siendo, en todas las escuelas del país se enseñan "las Máximas" que el General dejó a su hija, verdaderas guías y referencias morales.

Esa medida -trasladar la fecha del tercer domingo de junio al 24 de agosto- "implicaría la destrucción de puestos de trabajo tanto en la industria como en el comercio", advirtió la Cámara Argentina de la Industria del Juguete.

La iniciativa comenzó a recibir los primeros rechazos a nivel nacional, especialmente desde la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, que cuestiona que el festejo se cuela en el mismo mes del Día del Niño, por lo que consideran que habrá un impacto negativo en las ventas del sector, por una "innecesaria competencia comercial". "Esperemos que pronto la Cámara de Diputados lo convierta en ley". Y concluyó: "Esta tradición no puede romperse por el capricho de un legislador".

Compartir