73 mil refugiados han escapado a Bangladesh desde Myanmar — ACNUR

Compartir

Esos ataques provocaron enfrentamientos con las fuerzas de seguridad de Myanmar y una gran contraofensiva del Ejército, episodio que culminó con la muerte de 71 personas, la mayoría miembros del grupo étnico rohingya. El balance según el ejército birmano es de unos 400 muertos, casi todos musulmanes.

Según AP, la violencia desencadenó una oleada de refugiados que cruzan a Bangladesh, principalmente a pie, aunque algunos huyeron en barcos de madera.

La Organización Internacional para las Migraciones y Acnur estiman que unos 123.000 musulmanes rohinyás escaparon de la violencia en Birmania a Bangladés desde el 25 de agosto.

Los refugiados que habían llegado a la aldea pesquera de Shah Porir Dwip describieron estallidos de bombas y rohingyas siendo quemados vivos.

Los cuerpos de los rohingyas ahogados en el río Naf son observados por un grupo de residentes del pueblo de Tenkaf.

"Los militares destruyeron todo".

El gobierno acusa a los insurgentes de quemar sus casas y matar a budistas en Rakhine.

Dejan sus hogares atrás.

Según una estimaciones de varias agencias humanitarias de las Naciones Unidas (ONU), desde hace 12 días más de 146 mil refugiados han cruzado la frontera hacia Bangladesh, 80.0 por ciento de ellos mujeres y niños.

El pasado 20 de agosto, el papa Francisco denunció la persecución de los musulmanes rohingya en Mynmar y rezó para que reciban "derechos plenos".

Esto marca una escalada dramática de un conflicto que se encendió en octubre de 2016, cuando ataques similares de rohingyas, pero mucho más pequeños, en los puestos de la seguridad incitaron una respuesta militar brutal perseguida por las acusaciones de abusos a los derechos humanos.

La activista, que esta pasada semana estuvo en México, donde dio una charla a alumnos de preparatoria y universidad y participó en un foro empresarial, llama a Myanmar, y también a Pakistán, a seguir "el ejemplo de Bangladés, que ofrece comida, refugio y acceso a la educación a las familias rohinyá que huyen de la violencia y el terror".

A tono con esto, se supo también que el papa Francisco visitará Myanmar (ex Birmania) y Bangladesh entre el 27 noviembre al 2 de diciembre, a pesar de que en ambos países los católicos son minoría.

El líder birmano Aung San Suu Kyi ha dicho que los ataques de milicianos rohingya socavan los esfuerzos para "construir la paz y la armonía en el estado de Rakhine".

Compartir