Macri pidió más inversiones a los industriales

Compartir

El presidente Mauricio Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal y el intendente Nicola Ducoté encabezaron los festejos por el Día de la Industria e inauguraron la central termoeléctrica Parque Pilar de la empresa Pampa Energía.

Del mismo participaron el ministro de Producción, Francisco Cabrera; el ministro del Interior, Juan José Aranguren; el ministro de Obras Públicas y Viviendas, Rogelio Frigerio; el presidente de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo; y el presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires, Mario Gualtieri.

Señaló además que "gracias a la simplificación de los trámites, queremos lograr una eficiencia del 1% del PBI, que (los empresarios) tendrán para reinvertir, porque les sacamos la pata de encima para que puedan crecer".

Por eso, a pesar de los ruegos de Macri para que "confien", es probable que las inversiones mantengan el ritmo lento que vienen mostrando hasta el momento.

También, aseguró que el país crecerá "sin los atajos como devaluaciones o ajustes de un día para el otro".

"Estamos haciendo crecer la confianza, que trae inversiones", concluyó el jefe de Estado, que reiteró que el mundo ha abierto a su país "una oportunidad" y que depende de todos aprovecharla.

Y añadió: "Estamos frente a un cambio que va a llevar años". Lo argentinos elegimos una vez más ese cambio, elegir el camino de la verdad, del trabajo, de la confianza. "Eso es lo que nos llev. a creer, porque estamos enfrentando a las mafias como nunca se hizo".

Aludiendo a las quejas por la apertura comercial indiscriminada, el presidente afirmó que "la Argentina está logrando una integración inteligente al mundo sin regalar nada".

A su turno, Vidal sentenció: "El verdadero camino es el trabajo. Esto debe dejar de ser un anhelo utópico para convertirse en una necesidad de carácter prioritario", agregó, convencido de que "mirar hacia el futuro" y establecer compromisos que trasciendan el corto plazo implica generar consensos entre empresarios, trabajadores y el Estado.

Compartir