William Palacios se convirtió en nuevo jugador del Melgar de Perú

Compartir

Palacios protagonizó una riña con su compañero Julián Quiñones bajo los efectos del alcohol y el castigo de la institución fue darlo de baja del club mientras que al de Tigres (pues está en calidad de préstamo con la escuadra poblana) le fue impuesta una multa económica.

"Estoy totalmente dispuesto a decir la verdad", sentenció. Estuve en su casa un ratito, estábamos muy tomados prácticamente todos y él vino detrás de mí, como que él me traía.

El ex jugador de los Universitarios, quien sólo disputó ocho minutos en la Jornada 1, aseguró tener pruebas de cómo ocurrieron los hechos, aunque no las detalló.

"Como a las tres o cuatro (de la mañana) empezamos a pelear, peleamos, le pegué un puño y lo lastimé. Él fue y buscó su cuchillo, vino y me lastimó a mí en la cabeza y después de eso él mismo, en el forcejeo, se cortó los dedos", explicó. Pero no fue como dice la gente, que por defenderme agarré un cuchillo. Luego él fue al hospital. Quiñones habría defendido a Palacios, y resultó herido sin gravedad en el enfrentamiento. Maltrato físico en ningún momento hubo.

La partida de Emanuel Herrera al fútbol mexicano, así como la salida de José Carlos Fernández, Daniel Chavez y Wilmer Aguirre hizo que Melgar se quede sin muchas cartas en la ofensiva para el Torneo Clausura, por lo que tuvo que recurrir al jugador William Palacios. Él, junto a Boris Polo y Davinson Monsalve, fueron separados del plantel opita tras los hechos. "En cuanto sea elegible, lo volveremos a tomar en cuenta, pero se tiene que ganar el puesto", indicó.

Compartir