Rey de Holanda y sus hijas ya están en Argentina

Compartir

Esta mañana, arribaron a la Argentina el rey Guillermo Alejandro de Orange y sus tres hijas, Catharina-Amalia, Alexia y Arianne. El monarca de los Países Bajos arribó junto a sus tres hijas a Buenos Aires para acompañar a su esposa, en una visita privada y con un amplio operativo de seguridad para resguardar la privacidad de la familia real, según la agencia DPA. La embajada de los Países Bajos emitió un comunicado en el que indica que "al entierro solo asistirá el círculo íntimo".

Dos vehículos de la custodia holandesa y una camioneta de la policía argentina escoltaron a la familia de Máxima Zorreguieta al ingresar al predio de Pilar, luego de que más temprano llegara el resto de los familiares esperados para la ceremonia: la madre de Máxima, María del Carmen Cerruti Carriacart, y una de sus hermanas.

El padre de Máxima murió el martes en el sanatorio privado Fundaleu a causa de "una forma de linfoma de non-Hodgkin desde larga data", según informó el Servicio de Información del Estado de Holanda.

Este jueves, el presidente argentino, Mauricio Macri, y la primera dama, Juliana Awada, transmitieron sus condolencias a su "gran amiga" Máxima, a través de un aviso fúnebre publicado en el diario La Nación.

Ese cargo que ocupó durante la última dictadura militar argentina (1976-1983) le impidió asistir a la boda de su hija Máxima con el entonces príncipe Guillermo de Holanda, en 2002, y años después a su coronación como reina, en 2013.

Tras el retorno de la democracia, fue miembro del Consejo de Políticas Internacionales para la Agricultura, la Alimentación y el Comercio y en 2008 se desempeñó como presidente del Centro Azucarero Argentino y de la Coordinadora de la Industria de Productos Alimenticios.

Compartir