Bolsa de Nueva York inicia operaciones a la baja

Compartir

Wall Street abrió con una leve alza el lunes y con el promedio industrial Dow Jones alcanzando otro máximo histórico.

En el ecuador de la jornada, el Dow Jones se había apuntado 32,47 puntos hasta los 22.150,89 enteros, impulsado principalmente por las ganancias de las tecnológicas, las automovilísticas y los bancos.

A las 1437 GMT, el Dow Jones cedía 101.37 puntos, o un 0.45 por ciento, a 21,950.27 unidades; el S&P 500 perdía 16.40 puntos, o un 0.67 por ciento, a 2,457.46 unidades; y el Nasdaq bajaba 66.13 puntos, o un 1.04 por ciento, a 6,286.41 unidades.

La escalada dialéctica entre los Gobiernos de EEUU y de Corea del Norte siguió pesando hoy en el parqué neoyorquino, que encadenó su tercera sesión en negativo.

El presidente estadounidense, Donald Trump, empezó ayer el día afirmando que esperaba "no tener que usar nunca" sus armas nucleares, a la vez que recordó que EE.UU. siempre ha sido "la nación más poderosa del mundo".

Por su parte, Corea del Norte contestó horas después publicando un comunicado con detalles de un ataque sobre Guam, que pasa por lanzar cuatro misiles Hwasong-12 de rango medio-largo que golpearían las aguas a unos 30 o 40 kilómetros de la isla.

Según muchos analistas, la corrección en el mercado era previsible tras las fuertes subidas de las últimas semanas y la crisis norcoreana ha servido de empujón definitivo.

La creciente tensión llevaba hoy a los inversores a refugiarse en valores considerados seguros como el oro y divisas como el yen japonés, en detrimento del mercado de acciones.

El único sector que registraba caídas era el de las materias primas, con un descenso del 0,21 %.

Hoy, Apple (1.41 %), Goldman Sachs (1.38 %) y Boeing (1.06 %) tiraron del Dow Jones y compensaron los retrocesos de compañías como United Technologies (-2.44 %), Disney (-1.24 %) e IBM (-1.16 %).

En otros mercados, el precio del petróleo de Texas bajó hoy un 0.38 % y cerró en 49.39 dólares el barril después de conocerse un aumento de producción en una importante explotación de crudo en Libia.

Compartir