Grupo militar se declaró en rebeldía contra Maduro — Venezuela

Compartir

Ayer temprano, comenzó a circular por las redes sociales un video en el que una decena de personas vestidas con ropas militares y con rifles de asalto anunciaban un alzamiento en la fuerte Paramacay. "Esta es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional", aseveró Juan Caguaripano, el excapitán de la GNB que lideró la acción rebelde.

Las personas comenzaron a reunirse en el lugar luego de que se conociera la noticia de que el grupo, supuestamente integrado por civiles y militares uniformados ingresaran al cuartel para intentar tomar el control de la base, pero que fueron sofocados por la Fuerza Armada venezolana.

El constituyentista venezolano Diosdado Cabello informó que el ataque terrorista en el Fuerte Paramacay en Valencia, en el estado Carabobo, fue controlado y sus responsables han sido detenidos.

Por su parte, el comandante general del Ejército, el mayor general Jesús Suárez Chourio, describió lo ocurrido como un ataque "terrorista, paramilitar, mercenario pagado por la derecha y sus colaboradores, pagado por el imperio norteamericano, y ahí están detenidos, y fue dado de baja uno de ellos (muerto), y otro que fue gravemente herido".

Según se comunicó, la "Operación David Carabobo" se realizó "para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro", y aclararon que "no es un golpe de Estado".

A comienzo de la mañana se escucharon intensos intercambios de disparos dentro del fuerte militar, constató The Associated Press.

Altos funcionarios del Gobierno de Venezuela aseguraron que las fuerzas armadas frustraron un "ataque" de "paramilitares" contra el fuerte militar de Valencia.

Cabello ha informado que tras este incidente hubo "despliegue de tropas, para garantizar la seguridad interna", según ha informado en Twitter.

El ataque en Valencia elevó aún más las tensiones en medio de la crisis política en el país sudamericano agudizada tras la instalación de la Asamblea Constituyente, que ahora amenaza con ir contra los diputados opositores que retomaron el lunes sin dificultades sus sesiones en el Congreso.

Compartir