Fiscalía surcoreana pide 12 años de prisión para vicepresidente de Samsung

Compartir

El empresario se encuentra detenido desde febrero.

La fiscalía ha demandado este lunes a un tribunal de Seúl 12 años de prisión para el heredero de Samsung, Lee Jae-yong, quien fue acusado de soborno y otros cargos en un gran escándalo de corrupción que involucra a la exmandataria surcoreana, Park Geun-hye.

La Fiscalía también pidió diez años de prisión para otros tres directivos de Samsung: Choi Gee-sung y Chang Choong-ki, respectivamente presidente y vicepresidente de la oficina de estrategia futura del grupo, y Park Sang-jin, presidente de Samsung Electronics.

Lee Jae-yong, el heredero del grupo Samsung, tomó las riendas de la empresa en 2014 luego de que su padre, Lee Kun-hee sufriera un infarto.

De acuerdo a la fiscalía, los pagos fueron realizados a cambio de que el fondo público de pensiones autorizara en 2015 una fusión de dos filiales de Samsung (una de las cuales estaba participada por el mencionado fondo). Ayer, en sus declaraciones finales del juicio de cuatro meses, Lee negó haber buscado favores políticos. El ejecutivo declaró a la corte: "Nunca he pedido a nadie, ni siquiera al presidente, nada de la empresa para mi beneficio personal". Se espera que el Tribunal dicte su veredicto el próximo 25 de agosto.

El acuso agregó que el juicio había sido "injusto", y subrayó que a medida que Samsung crecía y se hacía más poderosa, "más estrictas y más altas eran las expectativas del público y la sociedad".

En su alegato final del juicio, el fiscal especial Park Young Soo dijo, al contrario, que los sobornos de que se acusa a Samsung son típicos de los lazos estrechos y corruptos entre los gobiernos coreanos y las grandes empresas coreanas. En algunos casos, los presidentes los han perdonado, argumentando sus contribuciones a la economía nacional, pero fallos recientes en casos de delitos financieros han mostrado menos indulgencia.

Compartir