México mantiene a embajadora en Venezuela e insiste en diálogo

Compartir

Maduro acusó el jueves a Peña Nieto de comportarse "como un empleado maltratado, abusado por su jefe, Donald Trump", durante una conversación telefónica que ambos sostuvieron el 27 de enero y cuyo contenido fue divulgado por el diario The Washington Post.

A través de un comunicado de prensa, la Cancillería calificó como "lamentables" las declaraciones que recientemente emitió Maduro en contra de su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto.

"Peña Nieto escúchame desde Venezuela: da vergüenza que te dejes tratar así".

"Da vergüenza Peña Nieto".

Pero no fue así y el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, ha tenido que salir en defensa, no de México, sino de su presidente declarando: "Presidente Nicolás Maduro, cobarde es quien usa el poder del estado para desmantelar la democracia y arremete contra su propio pueblo", señalamiento que tuvo una trascendencia a nivel internacional. "Nos solidarizamos con el pueblo venezolano".

El Gobierno de México no reconoce la Asamblea Nacional Constituyente convocada por Maduro electa el domingo e instalada este viernes.

Aunque legisladores panistas, como Marko Cortés, han pedido romper lazos diplomáticos con Venezuela, ayer la Secretaría de Relaciones Exteriores informó que Luis Videgaray participará en la reunión que se realizará el próximo 8 de agosto en la ciudad de Lima, Perú, a convocatoria del Ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Ricardo Luna, para abordar la situación en Venezuela.

Emilio Gamboa resaltó que los senadores del PRI reconocen a México como un país de instituciones, que goza del respeto de las naciones del mundo y tiene la confianza de los inversionistas internacionales.

México es un país con estabilidad política y económica que se rige bajo los principios democráticos fundamentales y el respeto a la soberanía.

Compartir