Cepal prevé que El Salvador crezca 2.5 %

Compartir

Tras dos años de contracción, la región apunta a estos indicadores gracias a un contexto internacional que muestra mejores expectativas, según informó el organismo de Naciones Unidas.

En la presentación del Estudio Económico para América Latina y el Caribe, la secretaria general de la Cepal, Alicia Bárcena, destacó la importancia de las políticas macroeconómicas para dinamizar el crecimiento de largo plazo y avanzar hacia el necesario cambio estructural de las economías de la región.

Sin embargo, mencionó que uno de los riesgos para el desarrollo económico de la región es la política económica de Estados Unidos, que con Donald Trump en la Presidencia genera 'incertidumbre' en el resto del mundo, lo que afecta directamente a los mercados emergentes.

La economía mexicana crecerá este año un 2.2 por ciento, el doble del promedio de los países de América Latina y el Caribe, pronostica la Cepal.

'El escaso dinamismo de la inversión no permite acumular capital, ni construir capacidades en infraestructura y productividad.

Añadió que es necesario mantener el impulso a la inversión pública y privada mediante reglas e incentivos que la promuevan, además de 'estrategias productivas y normas claras'.

La movilización de contenedores en puertos de América Latina y el Caribe aumentó un 6,7% durante el primer trimestre de 2017, generando cifras alentadoras según información difundida por Cepal.

Panamá lidera el crecimiento de la región debido a que se estima una tasa de 5.6%, le sigue República Dominicana con 5.3%, mientras que México tiene un crecimiento positivo de 2.2%, así como Brasil con 0.4%.

En abril, la Cepal mejoró sus perspectivas sobre la economía salvadoreña, al elevar en tres décimas la tasa de crecimiento esperada para este año.

Por otro lado, la tasa de desempleo se espera que aumente de un 8,9% en 2016 a un 9,4% en 2017, con lo que se acumularía un incremento del desempleo urbano de 2,5 puntos porcentuales desde el 2014.

En materia fiscal, el déficit promedio en América Latina se mantendrá estable en 2017, en torno al -3,1 por ciento del PIB, aunque con tendencias distintas según la subregión.

Compartir