John Kelly, de General a Jefe de Gabinete de Trump

Compartir

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció esta tarde como su nuevo jefe de gabinete a quien hasta ahora era su secretario de Seguridad Nacional, John F. Kelly.

El jueves, Scaramucci estalló después de que la prensa revelara aspectos de sus declaraciones financieras, algo de lo que, insinuó, Priebus era responsable, aunque los medios insistieron en que esa información era pública. Al momento, se desconoce quién ocupará su puesto.

El nombramiento de Anthony Scaramucci (53) como director de Comunicaciones de la Casa Blanca parece destinado a transformar el equilibrio de poder en el dividido gobierno de Trump, si logra sobrevivir.

"Estoy encantado de informar que acabo de nombrar al General/Secretario John Kelly como el nuevo jefe de gabinete de la Casa Blanca". Trump dijo que Kelly es un "gran líder" y un "gran estadounidense". En su lugar, el presidente de Estados Unidos eligió a uno de sus generales preferidos: el actual secretario de Seguridad Interior, John Kelly, un exmarine implacable con la inmigración y las deportaciones. "Él ha sido una verdadera estrella de mi administración", escribió el presidente.

Ante la negativa del periodista a revelar sus fuentes, Scaramucci lanzó a una diatriba contra su enemigo público Nº1, el jefe de gabinete del Presidente, Reince Priebus, a quien aparentemente culpaba por la filtración.

"Obviamente hay un problema de comunicación, porque hay muchas cosas que hemos hecho, como órdenes ejecutivas, leyes firmadas, avances económicos (que no se cuentan bien)", dijo Scaramucci en una entrevista con la cadena CNN.

Luego culpó a Prebius de las filtraciones a la prensa y anunció que iba a caer: "Reince es un jodido paranoico esquizofrénico".

El recién nombrado director de comunicaciones de la Casa Blanca arremetió contra el jefe de gabinete esta semana, llamándolo "paranoico esquizofrénico".

En un mensaje de Twitter posterior a su conversación con Lizza, Scaramucci incluso amagó con reportar las filtraciones supuestamente realizadas por Priebus ante la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Después de meses de conjeturas acerca del destino de Priebus, Trump tuiteó la decisión justo cuando aterrizó en Washington tras asistir a un evento en Nueva York en el que elogió profusamente el desempeño de Kelly en Seguridad Nacional.

De acuerdo con Scaramucci, Priebus bloqueó durante cinco meses su llegada a la Casa Blanca.

Pero mientras los republicanos se recuperaban del revés en el Senado fue Trump, y no Priebus, quien se convirtió en el blanco de las críticas. Nadie las defendió, pero lejos de mediar o sancionar al ambicioso Scaramucci, el presidente fue más allá y por Twitter decidió deshacerse del hombre que durante años le abrió puertas en el Partido Republicano.

Compartir