Mercosur lanza dura advertencia a Maduro pero evita la expulsión — CHILE

Compartir

La sombra de corrupción que siembra dudas sobre el futuro de Temer en Brasil tiene una ventaja para Macri, gracias al bajo impacto que tiene en Argentina el escándalo Lava Jato, desatado por las coimas que la multinacional brasileña Odebrecht pagó en distintos países de América Latina.

Reiteraron preocupación por la crisis política, social y humanitaria en ese país, llamaron al cese de la violencia, solicitaron la liberación de los detenidos por razones políticas y se ofrecieron para acompañar un proceso de diálogo.

Quienes suscribieron fueron los cuatro países miembros originales del Mercosur, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, más Chile, Colombia, Guyana y México.

El Protocolo de Ushuaia es un documento firmado en 1998 por los presidentes del Mercosur de aquellos años, Carlos Menem, Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Juan Carlos Wasmosy (Paraguay) y Julio María Sanguinetti (Uruguay), más los presidentes de los ya por entonces estados parte Hugo Banzer, de Bolivia, y Eduardo Frei, de Chile.

Tres diarios consignan la "crisis" en Venezuela y los efectos en el Mercosur.

Al abrir la sesión plenaria de presidentes de la Cumbre del Mercosur, que culminó ayer en Mendoza, el presidente Mauricio Macri hizo un 'llamado a la paz' en Venezuela, envió un "mensaje de solidaridad al pueblo venezolano" y le reclamó a Nicolás Maduro 'la pronta adopción de un calendario electoral', al tiempo que ofreció un 'grupo de contacto' que medie entre 'las partes en conflicto'.

"Los paises del Mercosur no están para convertirse en un ángel castigador", se justificó Núnez en la conferencia de prensa que ofreció al cierre de la cumbre, para desdecirse, junto a Faurie, de toda la energía que invirtieron para articular un castigo político contra Venezuela.

En sintonía con el parte de los países del Mercosur, en las últimas horas el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, también amenazó con sanciones comerciales o económicas a Venezuela; Trump fue más allá que el espíritu esgrimido en Mendoza, donde se evitó de hablar de sanciones y mucho menos comerciales.

El documento conjunto fue elaborado luego de una larga discusión interna, en la que Uruguay, Bolivia, Ecuador y Perú presentaron disidencias con aplicar sanciones contra el país comandado por Nicolás Maduro. Si Maduro no altera su intención de llamar a una elección para una Asamblea Constituyente, el Mercosur recurrirá a 'la suspensión permanente de ese país en todos los órganos' del bloque, había dicho el jueves Faurie.

Tal es el caso del canciller argentino Jorge Faurie, quien durante una entrevista que le realizaron en Radio Mitre afirmo que la reunión será una manera de prepararse para el "proceso de integración con la Unión Europea", el cual "se encuentra en la fase final, con la idea de que a fin de año podamos celebrar este acuerdo de libre comercio". Admitió la lentitud de las reformas adoptadas en el transcurso de su mandato pero pidió confianza. Faurie se reunió con su par uruguayo Rodolfo Nin Novoa y conversó 'sobre la cooperación (comercial)', informó la cancillería argentina. 'Queremos saber cuál es el nivel de pobreza, como hoy lo sabemos.

Compartir