Muere Chuck Blazer, pieza clave en el FIFA-Gate

Compartir

Fue en julio del 2015 que la FIFA vetó a Blazer de por vida después de que se revelara que fue informante del FBI. Un cáncer se llevó al hombre que usando micrófonos en su llavero, grabó en secreto a los ejecutivos de esa organización mientras hablaban de sobornos y otros negocios turbios.

Su confesión ante los investigadores estadounidenses del FBI fue decisiva para que hace dos años estallara el mega-escándalo de corrupción en el máximo organismo del fútbol, que acabó con numerosos directivos detenidos y provocó la caída del entonces presidente de FIFA Joseph Blatter.

El ex dirigente fue clave en el desarrollo del futbol en Estados Unidos, puesto que trabajó arduamente para conseguir que el país fuese sede de una Copa del Mundo.

Blazer reveló sobornos para las atribuciones de los Mundiales de 1998 y 2010, comisiones monetarias pedidas a los difusores para recibir la exclusividad de un torneo, que le valieron el sobrenombre de "mister 10%", y sociedades ficticias.

Un comunicado divulgado por sus abogados confirmó la muerte del estadounidense que se declaró culpable por varios cargos de fraude. Incluso rentaba un departamento para sus gatos en la Trump Tower de Nueva York por 6.000 dólares al mes, según el "Daily News".

Compartir