Trump va por una renegociación total del TLCAN o terminar con él

Compartir

El subsecretario de Negociaciones Internacionales de la Secretaría de Economía, Juan Carlos Baker, aseguró este viernes que México debe actualizar no solo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sino otros acuerdos comerciales como los firmados con Argentina, Brasil y la Unión Europea.

El mandatario dijo que una de las prioridades de su administración es restaurar la mano de obra estadounidense debido a que "naciones extranjeras se enriquecieron a expensas de Estados Unidos, y muchos intereses especiales se aprovecharon de este gran robo global de la riqueza estadounidense".

Asimismo, el presidente explicó que Estados Unidos abandonó el Acuerdo de París, así como el acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica porque perjudicaban la economía estadunidense.

Al final del encuentro en conferencia de prensa acompañados de su comitiva, el presidente Trump señaló: "Es grandioso estar con mi amigo el presidente de México, vamos a negociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y algunas otras cosas con México".

Entre los temas de interés para la administración Trump en la renegociación del TLCAN figuran los derechos de propiedad intelectual, prácticas regulatorias, empresas estatales, servicios, procedimientos aduanales, medidas fitosanitarias, trabajo, medio ambiente y pequeñas empresas.

Además, planea tratar asuntos de facilitación aduanal, modificaciones apropiadas de los procedimientos de reglas de origen trilateral y barreras técnicas al comercio en servicios, comercio digital, inversiones, competencia y licitaciones gubernamentales, entre otras.

Aunque la Casa Blanca considera posible completar las negociaciones de la modernización del TLCAN para finales de este año, ha insistido en que Estados Unidos no entrará a las negociaciones con un plazo artificial para completarlas.

Es importante que se vea como un proceso de México como país, y no de sectores o industrias específicas.

En marzo los agricultores de Iowa, el corazón agrícola de Estados Unidos, que ayudaron a Donald Trump a llegar a la Casa Blanca, presionaron al gobierno para que evite una disputa comercial con México, por temor a una represalia con aranceles que podría afectar más de 3 mil millones de dólares en exportaciones estadunidenses.

Compartir