México pide a Cuba y EU solucionar diferencias con diálogo

Compartir

Pone la pelota en el techo de Cuba, al afirmar que las mejoras futuras en las relaciones bilaterales dependerán de la voluntad del gobierno cubano para mejorar la calidad de vida de su gente, incluyendo el respeto de los derechos humanos y la puesta en marcha de libertades políticas y económicas.

"Nuevamente el Gobierno de los Estados Unidos recurre a métodos coercitivos del pasado", señaló el Gobierno cubano en un comunicado oficial emitido en la televisión nacional.

"No levantaremos las sanciones a Cuba hasta que todos los prisioneros políticos sean libres, todos los partidos políticos estén legalizados y se programen elecciones libres y supervisadas internacionalmente", dijo Trump durante un discurso en Miami (Florida).

El Gobierno cubano ha asegurado que la decisión de Trump supone un retroceso y ha señalado que las "nuevas medidas previstas para reforzar el bloqueo fracasarán". El objetivo es detener el flujo de efectivo estadounidense a los servicios militares y de seguridad del país, en un intento por aumentar la presión sobre el gobierno cubano.

No rompe lazos diplomáticos porque permanece reabierta la embajada estadunidense en La Habana. Tampoco se cortará el envío de remesas a Cuba.

El anuncio de Trump, un presidente que en los poco menos de cinco meses que lleva en el gobierno ha actuado de manera bastante errática en política exterior, incluso confundiendo a sus aliados de Europa Occidental, podría tener un impacto negativo en la industria del turismo en la isla.

El líder del Movimento Democracia propuso al Gobierno de Trump que aplique a las empresas cubanas que quieran hacer negocios con EE.UU. los principios globales Sullivan, que en su versión cubana son llamados principios Arcos y sirven para determinar su una compañía funciona de acuerdo a los derechos humanos.

La nueva política prohíbe la mayoría de las transacciones comerciales de Estados Unidos con el Grupo de Administración Empresarial (GAESA) -un conglomerado militar involucrado en todos los sectores de la economía-, pero con algunas excepciones, como viajes aéreos y marítimos, según funcionarios estadounidenses, lo que protegerá a aerolíneas y cruceros. Fue uno de los principales hitos de la gestión de Obama, que este viernes su sucesor, el republicano Donald Trump tiró por la borda al anunciar que quedaron sin efecto algunos de los puntos contemplados en ese acuerdo. el magnate republicano ya había anunciado en su campaña electoral que revisaría los términos del acuerdo con Cuba.

Compartir