Gana May, pero perdería la mayoría legislativa — Gran Bretaña

Compartir

"Un gobierno fuerte y estable".

La primera ministra dijo que formará un gobierno que ofrecerá certidumbre y que trabajará para mantener a Reino Unido seguro y protegido. El Partido Laborista ganó 261 escaños, obteniendo así 29 escaños más que los que tenía antes de las elecciones.

La jefa de Gobierno, que ayer confirmó en sus puestos a sus principales ministros, ha perdido en las urnas la mayoría absoluta que mantenía en el Parlamento, por lo que busca ahora el apoyo del DUP para poder gobernar.

A sólo 10 días de que comiencen complejas negociaciones para la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, se generó incertidumbre sobre quién formará el nuevo gobierno y cuál será la dirección que tomará el Brexit.

Sólo el Conservador y el partido Unionista pueden ofrecer esto.

Este viernes amaneció como si Reino Unido hubiera sufrido un terremoto.

Segura de obtener una aplastante victoria, May convocó elecciones anticipadas para fortalecer su posición ante las conversaciones para el divorcio con el bloque europeo. Ella dijo el pasado 20 de mayo que si perdía más de seis asientos dejaría el puesto, pero los medios británicos aseguran que no va a dimitir. Pero la premier no dio su brazo a torcer, aunque ofreció disculpas alos conservadores que perdieron sus escaños.

En 2011, se proclamó una ley que regulariza los períodos electorales, teniendo que obligar al primer ministro de turno a consultar ante el parlamento la posibilidad de efectuar elecciones de cualquier tipo.

Los laboristas desafiaron las probabilidades al ganar alrededor del 40% de los votos, contra el 42% de los conservadores. "Yo diría que es suficiente para marcharse", dijo Corbyn tras ser reelecto en la circunscripción de Islington North, en el centro de Londres.

El descontento incluso llegó a las calles, donde decenas de personas se congregaron afuera de Downing Street de manera improvisada para protestar por la permanencia de los conservadores en el poder. De no superarla, los analistas estiman que es probable que presente su dimisión.

El probritánico Partido Democrático Unionista del Ulster (DUP), que ha sacado diez escaños de los 18 que tiene Irlanda del Norte en la Cámara de los Comunes, ya ha manifestado su intención de ofrecer ayuda a Theresa May para formar una coalición. Fue fundado por Ian Pasley y en la actualidad es dirigido por Arlene Foster. La colectividad es conocida por su posición euroescéptica y por querer una frontera con Irlanda "sin interrupciones sin fricciones", tras un acuerdo sobre el Brexit. La primera es la crónica inestabilidad en la que se encuentra la política británica y que será difícil de contener. Lo hizo después de las elecciones en las que su partido perdió la mayoría en el Parlamento. La economía se dirige hacia tiempos difíciles, debido a que la inflación está subiendo y los sueldos caen. Los votantes abandonaron también al partido populista de extrema derecha inglés, UKIP y también redujeron su respaldo al partido SNP en Escocia.

Compartir