Wawrinka avanzó a la final tras ganarle un partidazo a Murray

Compartir

El español Rafael Nadal sigue mostrando su gran forma en París, y en esta ocasión venció al joven Dominic Thiem en las semifinales del Grand Slam. El número 3 del mundo, que ya sabe lo que es ser campeón en Roland Garros, dio este viernes el que podría ser el penúltimo paso hacia una nueva consagración al superar en la semifinal al líder del ranking, el británico Andy Murray, por 6-7 (6-8), 6-3, 5-7, 7-6 (7-3) y 6-1.

En el cuarto set todo tuvo que volver a definirse en el tiebreak, que esta vez fue favorable al suizo que forzó el quinto set.

Murray, en tanto, no pudo reeditar el triunfo que logró ante el propio Wawrinka en la semifinal del año pasado. A pesar de la caída, su número uno del mundo está a salvo por el momento. El suizo superó al mejor del ranking ATP y el próximo domingo tendrá la oportunidad de alcanzar su segunda corona de Roland Garros.

Después de perder el primer set por 7-6, El número cuatro del mundo se quedó con el segundo por 6-3 y, cuando parecía que iba a conseguir el tercero, el escocés demostró por qué esta en el primer lugar, después de revertir un 3-0 en contra a un 7-5. Ya siendo una leyenda en Roland Garros, torneo que anunció que levantará una estatua en su memoria, Nadal tiene ahora un récord memorable de 77-2 en este campeonato.

"En el primer set, él dictaba los puntos".

El austríaco nunca había podido tumbar al serbio y en el último cara a cara, hace dos semanas en las semifinales de Roma, perdió por 6-1 y 6-0. El español había superado antes su duelo de cuartos por 6-2, 2-0 y abandono de su rival, Pablo Carreño.

Además, Nadal clasificó a su vigésima segunda final de Grand Slam, la segunda consecutiva, y buscará su decimoquinto título en estas lides para desempatar con el estadounidense Pete Sampras en la segunda posición histórica y acercarse nuevamente a tres del mítico jugador suizo Roger Federer (18).

Compartir