Detuvieron a otro hombre por el atentado en el Manchester Arena

Compartir

La secretaria de Interior, Amber Rudd, dijo que el atacante Salman Abedi "probablemente" no actuó por su cuenta al matar a 22 personas y herir a cientos en el ataque al concierto de Ariana Grande en Mánchester el lunes. Se reveló que el detenido tenía información sobre el atentado que preparó su hermano, Salman, en Manchester, en el que murieron 22 personas.

Un amigo de la familia, que describió a los Abedi como "sumamente religiosos", le contó al diario Daily Telegraph que los padres regresaron el año pasado a vivir a Libia pero dejaron en Manchester a Salman y su hermano mayor, Ismail.

La policía ha informado que Salaman Abedi provocó la explosión cuando estaba en el vestíbulo del Manchester Arena, una instalación deportiva que hace a la vez de sala de conciertos, poco después de las 22:30 GMT del lunes.

Murió en el ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El comisario jefe de la policía del Gran Manchester, Ian Hopkins, dijo que los agentes hicieron "enormes progresos" e incautaron "objetos significativos" en la investigación del atentado, aunque se prevén más detenciones y se siguen profundizando varias líneas de investigación.

La policía británica mantiene detenidos, por su parte, a ocho hombres en relación al ataque y considera que el joven, nacido en Manchester, pudo contar con un red de apoyo para perpetrar el ataque. Y es que allegados a Ariana Grande filtraron a TMZ que fue el mánager Scooter Braun junto a los organizadores de los conciertos Live Nation, quienes pagaron el vuelo de regreso de la cantante. "Su padre quería que su hijo se quedara en Libia".

"The Sunday Times" publicó hoy el caso del cirujano británico de origen pakistaní Naveen Yasin, de 37 años, que atendió y aún trata a las víctimas del atentado y que ha sido víctima de insultos de carácter racista.

La Policía británica está rastreando los movimientos realizados por Abedi en los días y horas previas al ataque.

Ante la amenaza de que se produzca un nuevo atentado, soldados de las Fuerzas Armadas han comenzado a vigilar lugares emblemáticos como el palacio de Buckingham, el Parlamento británico y el acceso a Downing Street, donde se ubica el despacho oficial de la primera ministra.

Compartir