Podemos defiende referendo con base jurídica en Cataluña

Compartir

"Siempre insistimos en que el referéndum sobre el futuro político de Cataluña debe celebrarse de forma legal, verificable y pactada entre gobiernos", afirmó a los medios, entre los que se encontraba Sputnik. Invitación a un acuerdo democrático', y ha invitado "formalmente" al presidente a empezar ya estas negociaciones.

Un local del Ayuntamiento de Madrid acoge hoy una conferencia del presidente de esa región de 7,5 millones de habitantes, el nacionalista Carles Puigdemont, que desea celebrar en septiembre próximo un referéndum para separarse de España, iniciativa considerada ilegal por el Gobierno central y los tribunales.

Una operación de Estado, como la que se realizó con el retorno del president Josep Tarradellas antes de la Constitución para solventar ahora la demanda catalana de un referéndum de autodeterminación.

La de hoy es planteada por los secesionistas catalanes como la última llamada al Estado para negociar el referéndum.

Puigdemont adelantó que de manera inmediata trasladará al Palacio de La Moncloa -sede de la jefatura del Gobierno español- una propuesta sobre la fecha y la pregunta de la consulta, con el objetivo de encontrar juntos la opción más idónea.

"Nosotros pensamos desde el Partido Popular que el buen funcionamiento de un sistema democrático exige que se venga al Parlamento", sostuvo Rajoy en conferencia de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de su partido.

Además, Rajoy valoró el borrador secreto de la Ley de Transitoriedad Jurídica del Gobierno catalán -cuyo contenido fue revelado este lunes por el diario El País- como "un disparate político, jurídico y social".

El gobierno catalán lleva meses redactando la ley sobre la secesión.

Sin embargo, el Gobierno central se opone a un referéndum de independencia en Cataluña y trata de frenarlo.

El presidente catalán rechazó el llamado a declarar ante el Parlamento.

La mayoría independentista del Parlamento catalán logró aprobar ya una reforma del reglamento de la cámara que permitiría la aprobación exprés del texto en trámite de lectura única en apenas 48 horas, lo que limitaría la capacidad de reacción por parte de la oposición.

El presidente del Gobierno español calificó como "intolerable" el "chantaje" y la "amenaza" que a su modo de ver pone sobre la mesa el Ejecutivo catalán con su petición de un referendo.

Compartir