Emmanuel Macron asume el poder el domingo

Compartir

El dato final presentado por las autoridades francesas indican que el centrista Emmanuel Macron, venció a su rival la ultraderechista Marine Le Pen, esto en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas este domingo.

Theresa May, primera ministra de Reino Unido; Angela Merkel, canciller alemana y Jean-Claude, presidente de la Comisión Europea, han mandado felicitaciones a Macron. Al mismo tiempo, el voto en blanco o nulo alcanzó un nivel histórico para la V República, el régimen vigente en Francia desde los últimos 60 años, con un 12%, informó el diario local Le Monde.

La relación de la administración de Cambiemos con Francia es más que fluida.

En su primer acto como presidente electo, Macron homenajeó a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial cuando se cumplen 72 años de la victoria aliada frente a la Alemania nazi.

La victoria de Macron se considera especialmente importante tras el reciente voto de Reino Unido para salir de la Unión Europea, y la victoria de Trump en las elecciones presidenciales de los EEUU el año pasado. A un mes de las legislativas, el paisaje político francés aparece fracturado, y Macron necesita una mayoría clara en el Parlamento para aplicar las reformas prometidas durante la campaña electoral. Agregó que se trata de "una decisión a favor de la cooperación al interior de Europa en áreas donde es necesaria, en lugar de una visión cerrada".

"Esta noche, Francia ganó". La líder de la extrema derecha reconoció rápidamente su derrota y se embanderó como la líder de la "principal fuerza de oposición" al próximo gobierno. Corbyn dijo el domingo en un tuit que estaba "contento de que el pueblo francés haya rechazado con decisión las políticas de odio de Le Pen".

En rueda de prensa, Merkel rechazó así la petición lanzada anoche por su ministro de Exteriores, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, quien defendió la necesidad de que Berlín apoye a Macron y que acabe con la política de "ortodoxia fiscal" y de "señalar con el dedo" y ponga en marcha un plan germano-alemán de inversiones.

Compartir