La mitad de los ocupados argentinos cobra menos de 10.000 pesos mensuales

Compartir

La distribución del ingreso registró una mejora durante el último trimestre del año pasado, en comparación al tercero, aunque continúa en un peor nivel respecto al que había alcanzado en el último año de Cristina Fernández de Kirchner.

Es la estimación que publicó el lunes, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) para el cuarto trimestre de 2016.

Así se desprende de los nuevos cuadros estadísticos sobre distribución del Ingreso a partir de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) correspondientes al cuarto trimestre de 2016 que publicó este lunes el organismo que conduce Jorge Todesca. Los ingresos vinculados al empleo mostraron una leve mejoría. En base a esa información, afirmó, entre otras cosas, que más de 8 millones de los 16 millones de personas que perciben algún ingreso mensual no superan los 8.500 pesos cada fin de mes, aunque el promedio de toda la pirámide llegó hasta los 11.033 pesos. Vale recordar que, en diciembre del año pasado, para una familia tipo (matrimonio con 2 hijos) el INDEC calculó en $ 13.155 el valor de la canasta básica de pobreza. En ese sentido, el 10 por ciento más rico de la población se quedó con el 31,5 por ciento del ingreso nacional, mientras que el 10 por ciento mas pobre solo recibió el 1,7 por ciento, de acuerdo con datos dados a conocer por el INDEC, que fueron reproducidos por el sitio El Destape este martes. El promedio total fue de 11.533 pesos.

¿Cuáles son las claves de la distribución? En tanto, el 20 por ciento de la población más rica recibe 16.083 pesos por habitante.

El INDEC informó que la mitad de los argentinos gana menos de 8.500 pesos por mes mientras que el ingreso medio se ubica en 9.509 pesos, según la actualización publicada por el organismo. Mientras que aquellos que menos tienen reciben el 1,3 por ciento. La brecha entre el ingreso familiar promedio del 10% de los hogares más pobres y el 10% más rico llegó a 18,7 veces en el último trimestre de 2016.

Por otro lado, el ingreso per cápita familiar quedó en $6.665 promedio y fue inferior a los $5.000 para la mitad de los deciles más pobres. En el promedio, este dato llega a 6.688 pesos.

Compartir