Registra causa de muerte la mitad de la población mundial

Compartir

Las causas de muerte varían en función del sexo y la edad (entre el subgrupo de 10 a 14 años y el de 15 a 19 años).

La calidad de vida en algunos países de África hace estragos entre los adolescentes por enfermedades contagiosas como el VIH/sida, las infecciones respiratorias, la meningitis y las enfermedades intestinales que se cobran más vidas adolescentes que los accidentes de tránsito, indica el estudio. Además de los traumatismos por accidentes viales, con un saldo de 115 mil decesos al año sobre todo entre los peatones, ciclistas y motociclistas, las principales causas de muerte son las infecciones respiratorias (más de 72 mil) y los suicidios (67 mil).

En Argentina, según un informe elaborado por el Ministerio de Salud y Unicef, la principal causa de muerte entre los adolescentes son las "lesiones no intencionales", como hechos de tránsito, ahogamiento por inmersión y ahorcamiento accidentales.

"Cada año mueren alrededor de 70.000 niños y 20.000 niñas adolescentes en el grupo de edad de 10 a 19 años en las Américas y alrededor de 44.000 de estos en Latinoamérica", dijo Caffe. Le sigue en la estadística la muerte por infecciones respiratorias, consecuencia del daño del medio ambiente y los suicidios, propios de contextos sociales que llevan a banalizar la existencia.

La auto-lesión, por ejemplo, que se ubica como la tercera causa en el promedio general, es la segunda causa de muerte entre las adolescentes mayores (de 15 a 19) y la principal o segunda causa de muerte de adolescentes en Europa y Asia sudoriental.

Uno de los puntos analizados por el organismo -que reúne la información más actual disponible de cada país- es la mortalidad materna, área en la que concluyó que alrededor de 830 mujeres murieron cada día, en promedio, debido a complicaciones de embarazo o parto en 2015.

"En muchos casos, los adolescentes que sufren trastornos de salud mental, consumo de sustancias o mala nutrición no pueden obtener servicios críticos de prevención y atención, ya sea porque los servicios no existen o porque no los conocen", señala la investigacion.

"Durante décadas, los planes nacionales de salud excluyeron por completo a los adolescentes".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que los homicidios dolosos en México son similares a los de una zona de guerra, al haber 190 asesinados por cada millón de personas en 2015.

El trabajo de la OMS concluye que "la mayoría de estas muertes se pueden prevenir con buenos servicios de salud, educación y apoyo social".

También reducir la contaminación del aire en interiores a través de combustibles de cocina más limpios y aumentar el acceso a agua potable, saneamiento e higiene.

Esto explica el 30 por ciento de los decesos, seguido por los suicidios (13 por ciento), otras muertes violentas "de intención no determinada" (9,6 por ciento), los tumores (9,4 por ciento) y los homicidios (8,9 por ciento).

Compartir