Con incidentes sobre el final, Central le ganó a Newell's de visitante

Compartir

El "Canalla" se impuso 3 a 1 en el Coloso Marcelo Bielsa, con tantos de "Pachi" Carrizo, Marco Ruben y Germán Herrera.

Central lo ganó por saber lastimar al rival en los momentos justos y luego saber defender el resultado lo más lejos posible de su arco.

Hasta que a los 38´ el defensor paraguayo José Lelguizamón cruzó mal abajo a Scocco y se fue bien expulsado, a diferencia de la jugada de Domínguez con Musto, que el juez midió con otra vara. Mauro Formica descontó para el local (88'). Los incidentes se iniciaron minutos antes del final del partido, tras el tercer gol de Rosario Central, que se imponía por 3 a 1, cuando faltaban pocos minutos para terminar el partido. Uno de ellos es el Clásico de la ciudad de Rosario en Argentina, donde Rosario Central y Newell's Old Boys se enfrentan. Esa sensación se intensificó cerca de la media hora del partido, cuando el goleador Marco Ruben metió un impecable cabezazo en soledad tras un centro de Gustavo Colman desde la puerta del área en la salida de un córner.

Fernando Gago descontó de tiro libre en la última jugada del primer tiempo y Sebastián Driussi sentenció el partido en el minuto 90. Federico Carrizo (RC) y 30m. Segundo tiempo: 43m Formica (N); 45m Herrera (RC). Mauro Formica (N) y 46m.

Además, el entrenador de la Lepra se vio obligado a realizar un cambio por una lesión de Facundo Quignón, que fue reemplazado por Jacobo Mansilla. En el segundo, 17m. Víctor Figueroa por Sills (N), 28m.

Amonestados: Scocco, Maximiliano Rodríguez, Escobar y Moiraghi (N); Carrizo (C).

A pesar de los 120 efectivos de la policía provincial, dispuestos por el Ministerio de Seguridad santafesino, los barrabrava rojinegros ingresaron los féretros o ya los tenían en el estadio, en una incitación a la violencia, antítesis del gesto de los jugadores de Newell's y los dirigentes de Central que al mediodía compartieron un encuentro de integración, en el Club Sunderland, del barrio Ludueña.

Compartir