Madres y Abuelas en el Congreso rechazaron el fallo en el Congreso

Compartir

"Necesitamos que los representantes de los tres poderes del Estado tomen el reclamo del pueblo reunido en esta plaza, que cada uno realice las acciones para dar vuelta este fallo antidemocrático y prodictadura", señaló la presidenta de Abuelas, Estela de Carlotto, al leer el último tramo del documento que consensuaron los organismos de DDHH. Treinta mil pañuelos fueron donados por una textil y distribuidos en la Plaza por la Defensoría del Pueblo.

Medios de prensa desde Buenos Aires resaltan en sus espacios la multitudinaria marcha que culminó la víspera en la Plaza de Mayo con la lectura de un documento en rechazo a la impunidad para genocidas firmado por todos los organismos de derechos humanos de Argentina.

En esa encuesta, otro de los resultados arrojó que más del 60% de los entrevistados posee una valoración negativa de la Corte Suprema.

Luego, ante la multitud, la referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, "Taty" Almeida, celebró el texto aprobado por el Senado.

Por su parte, la intervención de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, estuvo teñida de los gritos de la multitud asistente que retumbaron en la plaza cuando leyó los nombres de los represores de la dictadura que podían verse beneficiados por el "2x1", así como del clamor "el pueblo unido jamás será vencido".

Según informaron desde Madres Línea Fundadora, se pidió a las organizaciones que no ingresen a la plaza hasta las 18 para facilitar la participación de ciudadanos sin pertenencia a las diferentes agrupaciones presentes en el acto. "No queremos convivir con los asesinos más sangrientos de la historia argentina, ni que nuestros hijos ni las futuras generaciones tengan que hacerlo", agregó. A través de un video contó que no compartió la idea del uso masivo del pañuelo ni la consigna convocante, "Señores jueces, Nunca Más". También encabezó una columna la organización La Chilinga con redoblantes, bombos y tambores. "No se pueden detener las políticas de memoria, verdad y justicia que fueron gracias a la lucha incansable de los organismos de derechos humanos pero también gracias a las políticas del ex presidente Néstor Kirchner", evaluó y añadió que "como sociedad maduramos y no vamos a retroceder ni un paso atrás".

Macri, señalado por opositores de estar detrás del fallo de la Corte, rompió el miércoles un criticado silencio.

"La manifestación del Gobierno en contra del fallo fue por la presión popular, porque tardaron 4 o 5 días en pronunciarse".

Acompañando a las defensoras de los derechos humanos estaban en el escenario figuras de la política, el sindicalismo, abogados, músicos, actores y actrices, además de periodistas y educadores: entre ellos se pudo ver, por ejemplo, los periodistas Víctor Hugo Morales y Horacio Verbitsky; el defensor del pueblo porteño, Alejandro Amor; el exjuez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni; los actores Dario Grandinetti y Griselda Siciliani, los cantantes León Gieco y Victor Heredia, los jefes sindicales Roberto Baradel (Suteba) y Víctor Santamaría (SUTERH); y el legislador de Bien Común y presidente de La Alameda, Gustavo Vera.

Compartir