Imputado por corrupción, Lula declara por fraude a Petrobras

Compartir

La declaración del ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ante el juez Sergio Moro, de la operación "Lava Jato" (Lavadero) en la ciudad de Curitiba, terminó hoy poco después de las 19:00, hora local (22:00 GMT) tras cinco horas de audiencia.

Brasil- Un juez de Brasilia ordenó este martes suspender las actividades del Instituto Lula, por sospechas de que esa entidad fundada para trasmitir el legado del expresidente de Brasil sirvió como lugar de encuentro para cometer "varios ilícitos criminales".

Mientras Curitiba se prepara para el juicio, los abogados de Lula han movido fichas hasta el último momento para intentar aplazar de nuevo el interrogatorio y analizar las 100.000 páginas de documentos anexadas en el proceso, el cual tiene en su punto de mira los supuestos favores que el exmandatario recibió de la constructora OAS. El líder del partido de los trabajadores es uno de los personajes públicos más cuestionados en su país.

En la plaza Santos Andrade de Curitiba, miles de simpatizantes de Lula celebraron, al enterarse del fin de la audiencia, que el ex mandatario esté "libre". "Y va con la fuerza de la verdad", dijo su abogado defensor, Cristiano Zanin Martins, quien sostiene que aún no han probado una sola de las acusaciones.

El ex mandatario Lula da Silva (2003-2010) llegó en un avión privado al aeropuerto "Afonso Pena" de Curitiba en el estado de Paraná (sureste), ciudad a la que también debe llegar la ex presidenta Dilma Rousseff, para prestar solidaridad al ex presidente, su mentor político. Al contrario, las pruebas demuestran su inocencia.

La fiscalía acusa al ex presidente de haber recibido el equivalente a 1.16 millones de dólares de OAS, incluyendo el tríplex ya mencionado en el balneario de Guarujá (Sao Paulo) y el costeo del almacenamiento de sus bienes personales y de su acervo presidencial entre 2011 y 2016.

De acuerdo con las leyes brasileñas, Lula no podría postularse a un cargo electivo si una eventual condena es ratificada en segunda instancia.

La decisión fue tomada por el juez Ricardo Augusto Soares Leite, quien está a cargo de una de las cinco causas peales en las que el exmandatario responde ante los tribunales, en su mayoría asociadas a la red de corrupción que operó en la estatal Petrobras.

El ex mandatario niega todos los cargos y afirma que se trata de una ficción creada para maquillar una disputa política que pretende impedirle volver al poder en 2018, cuando lidera todos los sondeos de intención de voto.

Compartir