Aprueban ley para derogar el Obamacare

Compartir

El partido de Donald Trump ha anunciado que someterá a votación una ley para desmantelar el sistema sanitario de Barack Obama y reemplazarlo por uno nuevo. En el acto también estuvieron presentes el líder de la mayoría republicana en la Cámara, Kevin McCarthy; el secretario de Salud, Reince Priebus y el vicepresidente Mike Pence.

Mick Mulvaney, director de presupuesto de Trump, dijo también que probablemente la versión que llegue al presidente diferirá de la medida de la Cámara de Representantes. "Te necesitamos, hombre'. Yo dije, 'no me tienen'", contó Long a los reporteros en la Casa Blanca, al describir un tira y afloja con Trump, que buscaba convencerlo de apoyar la ley. Solo lograron sacar adelante la ley una vez y el presidente demócrata la vetó. Pero de los 52 senadores republicanos, hay varios que se oponen al proyecto.

La razón es que, en un giro sorprendente, muchos de ellos se han convertido en grandes defensores de algunos de los principios del sistema conocido como Obamacare.

Upton se oponía anteriormente a la legislación, alegando que estaba en desacuerdo con una disposición que permite a los estados eliminar las garantías de cobertura a las personas con enfermedades preexistentes, algo que contemplaba el Obamacare. El gesto de Trump, sin embargo, no garantiza ni que esos recursos sean suficientes ni que el texto definitivo garantice al 100% que ningún estadounidense sea rechazado por las aseguradoras.

Es casi inevitable que la propuesta de ley encuentre muchos obstáculos en la Cámara alta, donde los republicanos cuentan con apenas 52 de los 100 asientos del órgano legislativo. "Esta ley sacará a 24 millones de personas del seguro de salud - incluyendo a miles de residentes de Vermont- recorta el Medicaid (programa de asistencia de salud para los pobres) en US$ 880mil millones de dólares, retira fondos a Planned Parenthood y aumenta sustancialmente las primas de los estadounidenses de tercera edad", señaló Sanders.

Nada menos que 20 legisladores del propio partido republicano votaron contra el proyecto, junto con 193 integrantes del bloque del partido Demócrata.

Si los republicanos consiguen aprobar el texto este jueves en la Cámara de Representantes, la ley pasará después a consideración del Senado, donde le augura un escenario aún más difícil.

Los demócratas, y todos los actores del mercado de la salud, salvo las prepagas, han defenestrado el proyecto.

Compartir