China lanza su primer carguero espacial — Vídeo

Compartir

China lanzó este jueves su primera nave espacial de carga no tripulada para que se acople con la estación del país en la órbita terrestre, en un avance más en este ambicioso programa de la nación asiática.

El cohete Larga Marcha-7 Y2 que lleva la nave despegó sin problemas a las 19.41 (8.41 hora argentina) desde el Centro Espacial de Wenchang (en la isla suroriental de Hainan), dando inicio a una misión de cinco meses de duración.

La nave Tianzhou-1 y el laboratorio espacial Tiangong-2 realizarán otros dos acoplamientos. Se espera que la estación completa de 60 toneladas esté totalmente en servicio en 2022 y que opere durante al menos una década.

Entre las misiones de la Tianzhou 1 destacan las tareas de abastecimiento y el cumplimiento de varios experimentos científicos, como la prueba de la llamada gravedad no newtoniana.

El primer acoplamiento tendrá lugar el próximo sábado, según las previsiones del control de la misión.

"Este lanzamiento constituye una nueva etapa" dentro de la estrategia del programa espacial tripulado chino hacia "la construcción de nuestra estación espacial", explicó a la prensa antes del lanzamiento Lin Xiqiang, subdirector del Departamento de Diseño del Programa de Ingeniería Espacial.

Las naves de carga desempeñan un papel crucial en el mantenimiento de una estación espacial y el transporte de suministros y combustible a la órbita.

"La capacidad de carga de 6,5 toneladas de la nave Tianzhou-1, en comparación con la de los cargueros estadounidenses (2,5 toneladas), permitirá a China operar de forma más eficiente su estación espacial", dijo a Sputnik Alexander Zheleznyakov, de la Academia de Astronáutica de Rusia.

Este modelo de cohete se impulsa con queroseno y oxígeno líquido, un sistema de propulsión más seguro y menos contaminante, y será el vehículo estándar del programa espacial chino para el lanzamiento de naves y sondas de hasta 13,5 toneladas de peso.

La misión tripulada más larga de la historia de China se realizó el año pasado, cuando dos astronautas pasaron 33 días en el Tiangong-2. En caso de que la Estación Espacial Internacional (EEI) no funcione en 2024, como estaba previsto, China podría ser el único país que disponga de una estación espacial en funcionamiento, vaticinó la DPA.

Hoy es un gran día para China.

Compartir