Rajoy y el ministro de Exteriores cubano analizan relación

Compartir

En la entrevista, que -según el Gobierno- se produjo a solicitud de las autoridades cubanas, se pasó revista a las relaciones bilaterales y a las de la UE con Cuba tras la firma, en diciembre de 2016, del nuevo Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación.

En sendas reuniones durante la mañana del lunes, Rodríguez invitó al rey Felipe VI y al jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, a visitar Cuba, un convite que "simboliza la voluntad de nuestro país de continuar desarrollando los vínculos con España", dijo Rodríguez.

La última vez que Castro recibió a los Reyes y al presidente del Gobierno fue en 1999, en el contexto de la Cumbre Iberoamericana de La Habana.

También recordó el ministro de Exteriores cubano el intento de golpe de Estado que sufrió el país en 2002, y como sería "útil" ubicar a cada uno de los "protagonistas de entonces" en la crisis que hoy en día atraviesa ese país.

"Estamos en un momento muy promisorio de las relaciones bilaterales y existen condiciones muy favorables para profundizar los nexos históricos especiales", se congratuló el cubano Bruno Rodríguez, primer jefe de la diplomacia cubana en visitar España en casi una década.

La visita de Rodríguez se produce unos nueve años después de la anterior de un canciller cubano a España, luego de que en 2008 lo hiciera el anterior ministro Felipe Pérez Roque.

Rodríguez se entrevistó este martes con dirigentes y personalidades del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), informó en una nota de prensa la embajada de Cuba en España.

Somos países estrechamente unidos, dos pueblos hermanos y nuestro propósito es que esos vínculos sean lo más intensos y sólidos posibles, remarcó.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, mostró hoy su confianza en que Venezuela encuentre una solución a la situación política que atraviesa el país "a través del dialogo" y "sin ninguna intervención externa".

Acompañaron al rey Felipe VI, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis Quecedo, y el embajador español designado en Cuba Juan José Buitrago de Benito. La cuarta economía comunitaria tiene además numerosas empresas e intereses comerciales en la isla.

El ministro aseguró que la atención a los derechos humanos en Cuba no iba a quedar relegada por el hecho de que la firma del acuerdo con la UE suponga la revocación de la denominada "posición común", la política unilateral y restrictiva que la UE impuso a Cuba en 1996 a instancias del Gobierno presidido por Aznar.

Compartir