Inflación sin freno: lo que más subió en marzo

Compartir

Debido a que el Indec repuso los datos de precios en mayo de 2016, el mes próximo estará en condiciones de ofrecer comparaciones interanuales.

El indicador del costo de materiales tiene un alza del 21,0% en los últimos doce meses y del 5,6% entre enero y marzo de este año.

China se ha fijado para este año un crecimiento de su economía de en torno al 6,5 %, según anunció en marzo el primer ministro, Li Keqiang, durante la presentación de su informe anual sobre la gestión del Gobierno.

Según el organismo porteño, en marzo la variación del IPCBA respondió principalmente a las subas registradas en los rubros de vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, Educación y alimentos y bebidas no alcohólicas, que en conjunto explicaron el 69,1% del alza del Nivel General.

El registro del Indec se ubicó por encima de las estimaciones de las consultoras privadas que promediaron el 2,2%.

La variación de 2,9% para marzo es 0,5 punto superior al registro del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de la región metropolitana -que incluye además a partidos del conurbano- publicado por el INDEC que arrojó una suba de 2,4%. Las carnes subieron 3,1 por ciento, las verduras, 8 por ciento y los panificados, 2,6 por ciento, entre otros.

El 2,2% de marzo se explica por subas muy sensibles para el bolsillo de los consumidores.

El aumento del IPC chino de marzo, no obstante, quedó por debajo de las expectativas de los expertos, que lo situaron en el 1 %, lo que genera dudas sobre la fortaleza de la demanda doméstica.

En tanto, el rubro "Esparcimiento" tuvo una suba de 0,3 por ciento, con una merma del 5,8 en los precios de "Turismo" por el fin de la temporada estival.

Puntualmente los aumentos más significativos se produjeron en los precios del tomate (15,3%), lechuga (10,2%), café molido (4,2%) y gaseosas (3,9%) mientras que los que más bajaron fueron el limón (31%), manzana (12,6%) y batata (15,2%).

El Banco Central aumentó 150 puntos básicos (1,5 punto porcentual) su tasa de Política Monetaria, que de esta forma quedó en un nivel del 26,25%, evidenciando su preocupación por los últimos índices inflacionarios, aunque ratificó su pauta inflacionaria para 2017 de no más del 17%. De eso se infiere que el avance de la inflación va más allá de las cuestiones puntuales, como el aumento de la electricidad.

Compartir