Bastia-Lyon, suspendido por intento de agresión a los jugadores

Compartir

Más personas ingresaron al terreno y los futbolistas del Lyon tuvieron que regresar a camerinos. La presidente de la LFP Nathalie Boy aseguró el mismo domingo que "existe un gran problema de seguridad en el Bastia" añadiendo que el club "da una imagen horrible del fútbol francés".

El presidente del Lyon, Jean-Michel Aulas convenció entonces a los miembros de su equipo y el acuerdo de empezar el partido se tomó en una reunión con los capitanes de los dos equipos y los árbitros.

La liga francesa informó que su comisión disciplinaria investigaría el caso, e instó al Bastia para que castigue a los fanáticos responsables.

Los altercados del domingo pueden acabar condenando al Bastia a la Ligue 2.

Todo ello amenaza con impedir que el equipo corso, colista de la clasificación a tres puntos de la salvación, se mantenga en primera división. Es probable que la UEFA sancione al club tras los desórdenes que retrasaron el comienzo de su encuentro de ida en la Liga Europa, ante el Besiktas de Turquía.

¡Hay que parar, hay que parar, han golpeado a los jugadores!

"Tras el último incidente producido al término del primer tiempo, la LFP ha decidido suspender definitivamente el encuentro entre el Bastia y el Lyon".

Pero otro altercado, entre el arquero portugués del Lyon Anthony Lopes y el secretario general del Bastia, Anthony Agostini, en el inicio del descanso había dado pie a los segundos disturbios en el estadio Armand Cesari.

En un comunicado, el presidente del consejo ejecutivo Gilles Simeoni condenó los acontecimientos "injustificables" y admitió la casi certeza de que la entidad será duramente sancionada "condenándola de manera casi segura al descenso o incluso a la desaparición".

Compartir